Reserva Ecológica Costanera Sur (Ciudad Autónoma de Buenos Aires)


Coordenadas geográficas

34 36 30 S – 58 21 W.

Área

353 ha.

Localización

Sobre la margen occidental del Río de la Plata, en el extremo este de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Fecha de designación Ramsar

22 de marzo de 2005.

Características principales

Presenta una gran cantidad de ambientes de origen artificial, como los bañados, lagunas pastizales, matorrales y bosques, además de las playas del Río de la Plata. Los cuerpos de agua y los bañados son los ambientes más representativos y ricos por la diversidad biológica que sustentan.

El área fue colonizada por diversas comunidades vegetales a partir de semillas presentes en el terreno, diseminadas por el viento o transportadas principalmente por las aves. Estas comunidades favorecieron el establecimiento de poblaciones animales al proporcionarles a las mismas refugio y alimento.

Se han avistado en diferentes épocas del año 250 especies de aves, 9 de anfibios, 23 de reptiles, 10 de mamíferos, y 50 de mariposas, entre otras.

El sitio mantiene abundantes poblaciones estivales de aves acuáticas entre las que se destacan elementos emblemáticos típicos de las lagunas pampeanas como Cygnus melancoryphus (cisne de cuello negro) y Coscoroba coscoroba (coscoroba), ambas incluidas en el Apéndice II de CITES, varias especies de Anas sp. (patos) y Fulica sp. (gallaretas), Porphyrula martinica, Gallinula sp. (pollonas), Aramus guarauna (carao), Casmerodius albus, Egretta thula (garza), Botaurus pinnatus, Ixobrychus involucris (mirasoles), Podiceps sp. (macá) y Phalacrocorax olivaceus (biguá), y rapaces relacionadas con ambientes acuáticos.

Los cuerpos de agua y los bañados que los circundan son hábitat de especies de mamíferos como Myocastor coypus (coipo o nutria). En los bañados y pastizales cercanos es frecuente observar numerosas especies de culebras acuáticas y semiacuáticas y es particularmente notoria una especie de saurio, Tupinambis teguixin (lagarto overo). Estos ambientes sustentan además poblaciones estables de roedores silvestres como Akodon azarae (ratón de campo común), Cavia aperea pamparum (cuis), Oligoryzomys flavescens (ratón colilargo menor), Calomys musculinus (laucha bimaculada), marsupiales como Lutreolina crassicaudata (comadreja colorada) y Didelphis albiventris (comadreja overa) y Myotis sp. (murciélago).

Entre la fauna íctica se destacan especies como Prochilodus lineatus (sábalo), Leporinus obtusidens (boga), Hoplias malabaricus (tararira), Astyanax fasciatus y Cheirodon interruptus (mojarras), Rhamdia sapo (bagre sapo), Pimelodus maculatus (bagre amarillo), Hipostomus commersoni (vieja de agua), Cichlasoma fascetus y Gymnogeophagus meridionalis (chanchitas), Jenynsia lineata y Cnesterodon decemmaculatus (madrecitas), que forman parte de las diferentes cadenas tróficas colaborando no sólo al mantenimiento del cuerpo de agua (herbívoros e insectívoros) sino también a la existencia de las poblaciones de aves ictiófagas (biguaes, macaes y garzas) y de tortugas.

Las comunidades vegetales están constituidas por bosques, arbustales, comunidades herbáceas y comunidades acuáticas. En el área se encuentran muy bien representadas algunas especies que están sufriendo una severa reducción de hábitat, como es el caso de la Cortaderia selloana (cortadera). Entre la vegetación se observan bosques de Tessaria integrifolia (aliso de río) el que suele estar acompañado por Baccharis salicifolia (chilca), por diversas especies de Solanum y Polygonum y por varias gramíneas. Se encuentran numerosas especies que conforman las selvas higrófilas que se desarrollan en las riberas de los ríos Paraná, Uruguay y sus afluentes. En las orillas inundables se observa la presencia de Schenoplectus californicus (junco) y una serie de especies que se han establecido en el sitio como Ocotea acutifolia (laurel blanco), Citharexylum montevidense (tarumá), Erithryna crista-galli (ceibo), Salix humboldtiana (sauce criollo) y Sapium haematospermun (curupí o lecherón).

Como humedal urbano reúne características de importancia por ser un sitio de capacitación y de difusión, labor que es desarrollada por el personal dependiente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, junto a diversas organizaciones no gubernamentales como Amigos de la Tierra Argentina, la Asociación Ornitológica del Plata/Aves Argentinas, la Fundación Vida Silvestre Argentina y Asociación Proteger. Estas entidades y un número importante de ciudadanos independientes, comenzaron la defensa del Área por su valor ecológico (representa una verdadera muestra de la vida silvestre del ecosistema ribereño), histórico (por su cercanía al sitio del primer emplazamiento de la Ciudad y expone las características ambientales que encontraron los conquistadores), educativo y turístico. Importante además para recreación y deporte; se realizan prácticas de aerobismo, expresión corporal, gimnasia, ciclismo, paseos recreativos, paseos para avistar aves y actividades culturales.

Ir al sitio de la Reserva Ecológica CABA