MINUSTAH

Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (2004 - 2017)


Puerto Príncipe, Gonaives, Saint Marc (2004 - 2017)

Mandato

Actuando de acuerdo a lo establecido en el Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas, el Consejo de Seguridad decidió inicialmente que la MINUSTAH tuviera el siguiente mandato:

I. Entorno seguro y estable:
• En apoyo del Gobierno de transición, establecer un entorno seguro y estable en el que se pueda desarrollar el proceso político y constitucional en Haití;
• Ayudar al Gobierno de transición en la supervisión, reestructuración y reforma de la Policía Nacional de Haití, de conformidad con las normas de policía democrática;
• Prestar asistencia al Gobierno de transición, en particular a la Policía Nacional de Haití, mediante programas amplios y sostenibles de desarme, desmovilización y reinserción para todos los grupos armados, incluidas las mujeres y los niños asociados con esos grupos, así como mediante medidas de seguridad pública y control de armas;
• Prestar asistencia en el restablecimiento y mantenimiento del Estado de derecho, la seguridad pública y el orden público en Haití, prestando, entre otras cosas, apoyo operacional a la Policía Nacional de Haití y el Servicio de Guardacostas de Haití, así como en el fortalecimiento institucional, incluido el restablecimiento del sistema penitenciario;
• Proteger a los civiles, en la medida de sus posibilidades, y dentro de su zona de despliegue sobre los cuales se cierna una amenaza inminente de ataque físico, sin perjuicio de las obligaciones del Gobierno de transición y de las autoridades policiales;

II. Proceso político:
• Apoyar el proceso constitucional y político que se ha puesto en marcha en Haití, incluso ofreciendo buenos oficios, y fomentar los principios del gobierno democrático y el desarrollo institucional;
• Ayudar al Gobierno de transición en la tarea de organizar, supervisar y llevar a cabo elecciones municipales, parlamentarias y presidenciales libres y limpias a la mayor brevedad posible, en particular prestando asistencia técnica, logística y administrativa y manteniendo la seguridad, con el apoyo apropiado a un proceso electoral en que la participación de los votantes sea representativa de las características demográficas del país, con inclusión de las mujeres;
• Ayudar al Gobierno de transición a extender la autoridad del Estado por todo Haití y apoyar el buen gobierno a nivel local;

III. Derechos humanos:
• Apoyar al Gobierno de transición, así como a las instituciones y grupos haitianos de derechos humanos, en sus esfuerzos por promover y proteger los derechos humanos, particularmente los de las mujeres y los niños, a fin de asegurar la responsabilidad individual por los abusos de los derechos humanos y el resarcimiento de las víctimas;
• En cooperación con la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, vigilar la situación de los derechos humanos, incluida la situación de los refugiados y las personas desplazadas que regresan.

Sede

Puerto Príncipe, Haití

Participación de la Armada Argentina

La Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) se estableció el 1 de junio de 2004 por la Resolución Nº 1542/2004 del Consejo de Seguridad. Esta misión de las Naciones Unidas fue la sucesora de una Fuerza Multinacional Provisional (FMP) autorizada por el Consejo de Seguridad en febrero de 2004, después de que el Presidente Bertrand Aristide partiera de Haití para el exilio, en el periodo posterior al conflicto armado que se extendió a varias ciudades en todo el país.

La República Argentina contribuyó con la participación de un Batallón Conjunto, una unidad de helicópteros y la participación de un hospital reubicable. Además de aportar personal para integrar el Estado Mayor de la misión y personal médico para el hospital reubicable, la Armada Argentina desplegó cada 6 meses una Compañía de Tiradores de la Infantería de Marina, equipada con vehículos de transporte de tropa Panhard y realizó el apoyo logístico del Batallón Conjunto Argentino con el transporte ARA “San Blas”.

El devastador terremoto del 12 de enero de 2010, a consecuencia del cual murieron más de 220.000 personas, supuso un duro golpe para la economía y las infraestructuras del país, ya de por sí inestables. El Consejo de Seguridad, en su Resolución Nº 1.908 del 19 de enero de 2010, refrendó la recomendación del Secretario General de aumentar la dotación general de la MINUSTAH con el fin de apoyar la labor inmediata para la recuperación, reconstrucción y estabilidad del país.

Tras la celebración de elecciones presidenciales en 2011, la MINUSTAH trabajó en el país para cumplir su mandato de establecer un entorno seguro y estable en el que se pueda desarrollar un proceso político, fortalecer las instituciones del Gobierno de Haití, apoyar la constitución de un estado de derecho, y promover y proteger los derechos humanos.

En abril de 2017 el Consejo de Seguridad decidió, en su Resolución Nº 2350/2017, que la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) cerrara a más tardar el 15 de octubre de 2017, para pasar a ser una Misión de Mantenimiento de la Paz más pequeña que ayude al Gobierno de Haití a fortalecer las instituciones del estado de derecho en el país; siga prestando apoyo a la Policía Nacional de Haití y fomente su desarrollo; y participe en tareas de vigilancia, presentación de informes y análisis de la situación de los derechos humanos.