Centro de Investigaciones Aplicadas (CIA)


Realiza investigaciones, desarrollos, ensayos y evaluaciones vinculados con actividades aeronáuticas, espaciales, de Defensa y de otras áreas de ciencia y técnica, a fin de cumplimentar los objetivos propuestos y actuar como asesor en temas científicos y tecnológicos asociados a las áreas de Investigación y Desarrollo. A su vez, promueve vinculaciones con universidades y organismos científico tecnológicos contribuyentes al desarrollo del personal y/o de los proyectos en ejecución.

PROYECTOS

La Dirección General de Investigación y Desarrollo (DGID) trabaja con los proyectos desde la planificación, coordinación, control y conducción técnica en sus Sistemas Aéreos Remotamente Tripulados (SANT) a través del Centro de Investigaciones Aplicadas (CIA) ubicado en la provincia de Córdoba.

La capacidad de los SANT en el marco institucional se encuentra en proceso de incorporación bajo un programa integral que incluye:
1. El desarrollo de los vectores aéreos.
2. Los vínculos y enlaces asociados para explotar la información obtenida por este medio.
3. La adecuación de instalaciones para su operación.
4. La generación de doctrina específica para su empleo.
5. La formación de los tripulantes que operarán estos sistemas de armas.

La familia de vehículos aéreos no tripulados en fase de desarrollo está compuesta por:

VIGÍA 1-E


Vehículo Clase 1, inferior a 25 kg equipado con motor eléctrico y destinado al proceso de instrucción básico de operadores, es empleado en las modalidades de: radio controlado (piloteado a la vista desde tierra, en una posición próxima a la pista) y vuelo en primera persona (pilotaje a través de transmisión de video en tiempo real), con información de parámetros de vuelo, lo que permite realizar el comando y control de la aeronave desde una posición remota con una visión similar a la que posee un tripulante a bordo.
Actualmente se inició el proceso de producción de una pre-serie de Vigía 1E Clase I a efectos de ser utilizado como entrenador primario y como subunidad táctica.

AUKÁN

Vehículo Clase 1Plus con un peso máximo de despegue aproximado a 100 Kg, un techo operativo superior a 5.000 pies y capacidad de operar con comando y control en tiempo real hasta 150 kilómetros de distancia y en operación automática a mayores distancias, con hasta cinco horas de autonomía. Esta aeronave no tripulada posee características de vuelo y equipamiento que permite llevar a cabo operaciones de carácter táctico diurnas o nocturnas en apoyo a fuerzas terrestres o en apoyo a la comunidad.

El CIA obtuvo avances en cuanto al Aukán - UAV Clase I, logrando la capacidad de realizar misiones en modo automático (despegue, ascenso, navegación, aproximación y aterrizaje final autónomo) mediante la integración de un nuevo autopiloto e incorporación de un sensor de video en tiempo real (cámara Gimball).
Conjuntamente con la Dirección General de Aeronavegabilidad Militar Conjunta (DIGAMC) se tramitan las Bases de Certificación del sistema Aukán, y con la Dirección de Evaluación y Homologación se está trabajando para establecer un plan de Evaluación y Homologación para UAVs general.

VIGÍA 2-A


Vehículo aéreo no tripulado Clase 2, con un peso máximo de despegue del orden de los 350 kg. y una capacidad para portar un sensor multiespectral con una amplia gama de aplicaciones en el campo táctico. Estos SANT presentan la flexibilidad que impone un diseño para empleo dual, por lo que también es aplicable en tareas de apoyo a la comunidad, para la defensa civil o actividades científicas.
En este modelo de UAV se avanzó con la implementación de la metodología PLM en los modelos 3D de componentes mecánicos que constituyen la estructura de la aeronave; en la ejecución de ensayos en vuelo en primera persona, en la evaluación del sistema de autopiloto y en rediseños para cumplir las bases de certificación.

VIGÍA 2-B

Vehículo Clase 2 Plus, cuyo primer prototipo se encuentra en proceso de desarrollo y es una versión superadora de 14 metros de envergadura, con peso máximo de despegue del orden de los 1.000 Kg., un techo de servicio superior a los 15.000 pies y más de 17 horas de autonomía.
Contará con un sensor multiespectral y enlace satelital, lo que permitirá su operación en cualquier lugar de nuestro país desde un puesto de comando centralizado. Tiene además una capacidad (Carga Paga) de hasta 150 Kg., para portar otros sensores o armamento de puntos fijos bajo las alas o en una bahía interna en su fuselaje.
En el mes de noviembre del año pasado se retomó el proceso de construcción del Vigía 2B (un UAV Clase III con posibilidad de empleo táctico o estratégico) y actualmente se encuentra en la fase de construcción de fuselaje.

RADAR VITRO RIR- 778C

El Radar Vitro fue adquirido en el año 1984 en el marco del desarrollo aeroespacial que, por ese entonces llevaba adelante la Fuerza Aérea Argentina a través de la Comisión Nacional de Investigaciones Espaciales (CNIE) y del Instituto de Investigaciones Aeronáuticas y Espaciales (IIAE) a los efectos de reemplazar los radares que se empleaban hasta esa fecha (COTAL LV, LB, en banda S y L respectivamente y de tecnología totalmente valvular).
Se lo utilizó en campañas de lanzamiento entre 1986 y 1989 en la Base Aérea Chamical y en Cabo Raso, Chubut. Al año siguiente quedó en desuso y se lo preservó en las instalaciones del Centro de Investigaciones Aplicadas.
Su característica esencial es la de “seguir” de manera automática y continua, un único blanco aéreo dentro del área de cobertura con un mínimo de error en la determinación de la posición espacial.

Mejoras y Aplicaciones:
Las tareas de mejoras se centraron en el reemplazo de la computadora central y en el desarrollo del software operativo, así como también del hardware deteriorado u obsoleto de los distintos módulos integrantes del sistema.
El objetivo central del proyecto fue dotar al país de un sistema operativo para el Tracking en alta resolución de vehículos aeroespaciales que resulta totalmente útil porque combina un sistema de radar de Tracking de altas precisiones con otro de seguimiento óptico de alta resolución denominado TV- Tracker.
El Tracking de Alta Resolución permite la determinación de trayectorias espaciales de móviles aéreos de cualquier tipo, la recuperación del objeto bajo ensayo y el servicio de seguridad de campo a partir de la determinación en el vuelo instantáneo del posible punto de impacto; La digitalización del sistema de Autotracking del radar aumentó su confiabilidad.
Se reemplazó el modo de pre- apuntado óptico manual por un sistema automático articulado con el TV- Tracker que es un seguidor óptico por procesamiento de imágenes de alta precisión que posee una plataforma servo- controlada cuyos motores orientan una videocámara hacia un objetivo aéreo. En este punto, se incorporaron al tracking capacidades de procesamiento de imágenes y de difusión sensorial.
Además, se desarrolló un transmisor en Banda C de baja potencia con tecnología de bajo costo, en reemplazo del Boresight. Asimismo, se realizaron pruebas de seguimiento en modo pasivo obteniéndose resultados satisfactorios.
En modo radar, los seguimientos de aeronaves comerciales obtuvieron satisfactorios resultados, por ejemplo: en octubre del año pasado siguió un Boeing 737 hasta 50 Km de distancia y al mes siguiente se trackeó otro Boeing hasta 90 Km.

PROYECTO μSAT-3

La Dirección General de Investigación y Desarrollo (DGID), por medio del Centro de Investigaciones Aplicadas (CIA), mantiene vigentes los desarrollos de los proyectos Acceso al Espacio y el Micro Satélite µSAT 3. Dichas actividades son consideradas los pilares en las que se sustentan otras complementarias para la formación de personal de investigación y en las investigaciones y desarrollos espaciales con financiamiento del Programa de Investigación y Desarrollo para la Defensa (PIDDEF).


Videos