Infecciones de transmisión sexual (ITS)


Son infecciones frente a las que cualquier persona puede estar expuesta.

Es importante saber que no generan inmunidad una vez contraídas, por lo cual una persona puede adquirir reiteradas veces una misma infección.

Todas las infecciones de transmisión sexual pueden prevenirse usando preservativo.

¿Cómo se transmiten?

Las ITS se transmiten a través de tres vías:

  • VÍA SEXUAL: por relaciones sexuales sin uso de preservativo, a través del contacto con semen, líquido preeyaculatorio, fluidos vaginales, sangre.

  • VÍA SANGUÍNEA: por contacto con sangre o por compartir elementos cortopunzantes.

  • VÍA PERINATAL: por los fluidos presentes en el proceso de gestación, durante el parto o por la lactancia.

¿Las ITS tienen síntomas?

No todas las ITS presentan síntomas, molestias o heridas visibles.

Algunas de ellas son fácilmente curables, si se detectan y se tratan a tiempo. De ésta manera se evitan consecuencias graves para la salud.

Los síntomas más frecuentes de las ITS son:
  • Secreciones: Expulsión de sustancia y/o pus por un proceso infeccioso.

    • Por el pene: color verde, amarillo o blanco.
    • Flujo vaginal: color verde, amarillo o blanco o grumoso y/o con mal olor.
    • Secreción anal: color verde, amarillo o blanco.
  • Heridas o llagas: pueden ser dolorosas o indoloras.

    • En el pene, en el escroto (sobre los testículos) o cerca de estas zonas.
    • Alrededor de la vulva.
    • En el ano.
  • Verrugas:

    • En el pene, en el escroto o cerca de estas zonas.
    • En los labios, en la vagina, o cerca de esta zona.
    • En el ano o cerca de esta zona.
  • Ardor al orinar

  • Dolor en la parte inferior abdominal.

  • Picazón en los genitales externos.

Infecciones de transmisión sexual:

Sífilis Gonorrea Clamidiasis Hepatitis A Hepatitis B Herpes VPH