Principios y criterios básicos para el registro de una defunción con fines estadísticos y completado del informe


  • Llenar el informe con letra clara. Se debe escribir con buena letra y mayúsculas de ser posible, ya que esta información la deberán leer y entender personas que en general no son médicos. Ello contribuirá a que el codificador refleje apropiadamente la intención del médico.

  • Evitar el uso de abreviaturas y/o siglas ya que pueden crear confusión. Por ejemplo, la abreviatura IRA, sin otras patologías que ayuden en la identificación, puede tratarse de una insuficiencia renal aguda o de una insuficiencia respiratoria aguda. TP puede ser trombosis profunda, trombosis pulmonar o tuberculosis pulmonar, entre otras.

  • Utilizar información real. Sólo se deberá declarar aquellas causas de muerte de las que el médico tenga conocimiento. No se deberán incluir causas supuestas.

  • Informar la causa de muerte con suficiente detalle como para asegurar la asignación correcta de la localización apropiada. Ejemplo: Infarto (cardíaco?, cerebral?, coronario?, intestinal?).

  • Describir la secuencia lógica de patologías. El término “secuencia” se refiere a dos o más afecciones o acontecimientos anotados en líneas sucesivas de la Parte I del Informe Estadístico de Defunción, en la cual cada afección o acontecimiento es una causa coherente de la registrada en la línea superior a ella. Debe considerarse que las estadísticas de mortalidad se basan en el análisis de las causas de muerte registradas en el Informe Estadístico de Defunción, como se explica en el Módulo 8 (Documentación utilizada para el registro de una muerte: la legal y la estadística).

  • Registrar una única causa fundamental. Se ha de hacer constar una única causa antecedente originaria, que según el criterio del médico es la desencadenante de todo el proceso que ha llevado a la defunción.

  • Especificar en el caso de tumores el comportamiento del tumor y el sitio primario; anotar también, si se lo conoce, el tipo morfo-lógico.

  • Informar siempre la patología por la cual se realizó la cirugía en caso de muerte postquirúrgica.

  • Evitar registrar síntomas o el modo de morir (Paro respiratorio, Paro cardíaco, Fiebre, etc.) como única causa cuando se dispone de información más precisa. Si el médico informa el modo de morir como única causa, se desconocerá la causa desencadenante del proceso que condujo a la muerte, por lo que la información carece de valor.
    La declaración de estas formas de muerte se debe a diversas razones: 1) necesidad subjetiva de expresar más causas de muer-te en el Informe Estadístico de Defunción, derivada en muchos casos de la rutina de certificación transmitida entre los mismos médicos; 2) consideración del paro cardíaco como una verdadera causa de muerte y no como una forma de morir.

  • Anotar el intervalo aproximado entre el comienzo de cada enfer-medad informada y la muerte, cuando se disponga del dato.

Defunciones por afecciones originadas en el periodo perinatal

  • Consignar las afecciones de la madre cuando se estima que hay una relación causal con la muerte del feto o del nacido vivo.

  • Indicar siempre, en caso de defunción por hipoxia, si fue notada por primera vez antes del inicio o durante el trabajo de parto o en el parto y la gravedad (Apgar al minuto).