Recomendaciones sobre el acceso a las pantallas y dispositivos electrónicos


Se recomienda que los niños no utilicen pantallas ni dispositivos electrónicos antes del año y medio de edad.

Los dos primeros años de vida del niño son un período muy importante para el desarrollo de su sistema nervioso y su psiquismo. Comienza la percepción del mundo externo; para eso, necesita un vínculo de interacción constante con el adulto.

El niño se forma como sujeto en diálogo con un “otro”.

  • El tiempo que tu hijo pasa frente a las pantallas es tiempo que resta a otras actividades, a la interacción con el resto de la familia y al desarrollo social.
    Te recomendamos que tu hijo no pase delante de las pantallas más de 1 o 2 horas en total, en horarios definidos por vos y tu pareja. Tratá de presentarle una oferta amplia y variada de actividades para ocupar su tiempo libre y ayudarlo a buscar otras opciones de juego.
  • Acompañá a tu hijo en la elección de los contenidos y programas de los medios audiovisuales. Compartí esos momentos con él o con ella en la medida de lo posible.
  • Cuando pueda comprenderlo, explicale tres hechos básicos sobre Internet:
    • todo lo que se publica allí es de dominio público, es decir, puede llegar a verlo cualquier persona;
    • todo lo que se sube a Internet quedará allí para siempre, y
    • no todo lo que se encuentra allí es confiable.
  • La tele, la tableta o el teléfono no deben ser una herramienta para resolver un conflicto o distraerlo de un capricho.