Cómo detectar problemas de audición


Los problemas de audición pueden afectar el desempeño escolar y la integración social de tu hijo.

Cuanto antes los detectes y los trates, hay más posibilidades de minimizar el impacto que puedan producir en su desarrollo.

Al ingreso escolar, te recomendamos que lleves a tu hijo para que le hagan un examen clínico de la audición.

Le harán una audiometría tonal (que evalúa los umbrales auditivos en los distintos tonos) y una logoaudiometría (que evalúa si se entiende lo que tu hijo dice –inteligibilidad de las palabras–).

Ambos estudios se realizan de manera muy sencilla y no requieren ningún tipo de preparación previa. El fonoaudiólogo es el profesional capacitado para hacerlos, tanto en instituciones públicas como privadas.

Puede existir algún problema de audición si tu hijo:

  • tiene dificultades en el lenguaje.
  • no hace lo que se le indica.
  • pregunta “¿qué?” con frecuencia.
  • escucha la televisión a un volumen muy alto.

De aparecer alguno de estos signos, es conveniente que lo lleves al Centro de Salud más cercano.