El baño del bebé


Después de la caída del cordón, podés bañarlo usando un jabón neutro. Si es posible, todos los días (sobre todo en verano).

Para higienizar la zona del pañal, usá un trozo de algodón embebido en óleo calcáreo sin perfume o en aceite común de cocina.

Tené en cuenta

  • Nunca dejar solo a tu bebé en la bañadera, ni en un lugar del que pueda caerse.
  • Antes de bañarlo, poné a mano todo lo que vayas a necesitar.
  • Durante el baño no uses el celular ni atiendas el timbre.
  • ¡Qué el agua no queme! Antes de sumergir al bebé, probala con la piel del lado interior de tus muñecas.
  • No dejes a su alcance recipientes que puedan volcarse sobre él (talqueras, perfumes, etc.).