El reactor "llave en mano" de Rosario

El RA-4 Siemens SUR 100 –que funciona dentro del Instituto de Estudios Nucleares y Radiaciones Ionizantes (IENRI) de la Facultad de Ciencias Exactas (FECIA) de la UNR– es, al igual que el RA0, de muy baja potencia y se utiliza principalmente para la formación de operadores de centrales nucleares y la capacitación de estudiantes.

En sus instalaciones se realizan prácticas de distintas especialidades de ingeniería y también se desarrollan tareas de investigación en el área nuclear.

Su origen se remonta a la década del 60, cuando el país comenzaba a proyectar una central nuclear en la zona del Gran Buenos Aires y el Litoral, por lo que iba a ser necesaria la construcción de instalaciones apropiadas para la formación de personal altamente especializado en las nuevas áreas nucleares. Fue adquirido "llave en mano", es decir, listo para utilizar sin posibilidad de modificaciones una vez que estuvo instalado y funcionando.

 

Fue así que en 1968 la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) firmó un convenio con el Gobierno de la República Federal de Alemania para instalar en la Universidad Nacional de Rosario (UNR) un reactor nuclear de investigación de baja potencia. El reactor llegó desde Alemania en julio de 1971 y en septiembre se puso en marcha en el Centro Atómico Constituyentes, comenzando así el entrenamiento del personal de la UNR. Fue trasladado a Rosario en octubre de 1972, y desde entonces opera con total normalidad. En 2016 se reacondicionó por completo su sala de control.

Actividades académicas

Al ser un reactor escuela y estar inserto dentro de una universidad, la principal actividad del RA-4 se orienta al entrenamiento y capacitación de estudiantes avanzados de distintas ramas de ingeniería, buscando integrar la tecnología nuclear en estas carreras. Puntualmente, en el reactor los alumnos pueden realizar sus prácticas profesionalizantes, requisito necesario para poder recibirse.

RA-4

El reactor también tiene vinculación con otras facultades de la UNR, permitiendo que estudiantes de física, bioquímica y medicina que normalmente no tendrían acceso a este tipo de instalaciones, puedan entrar en contacto con la tecnología nuclear. Las tareas de extensión universitaria que realizan han permitido que incluso estudiantes de nivel secundario de escuelas técnicas de la zona, puedan realizar prácticas y capacitaciones en sus instalaciones.

Dentro del ámbito académico, el RA-4 se usa además para la investigación, instrucción, entrenamiento de operadores de reactores, y para estudiar sistemas para experimentos nucleares y de reactores. También cumple su función de difusión y divulgación a través de un programa de visitas, donde se reciben a estudiantes de la UNR y de otras universidades de la región, además de público general.