Tarifa social


La Tarifa Social fue concebida para que los ciudadanos en situación de mayor vulnerabilidad paguen un precio más bajo por los servicios públicos, entre ellos el de electricidad. Acceden a este beneficio los usuarios que sean:

  • Jubilados, pensionados o trabajadores en relación de dependencia que perciban una remuneración bruta menor o igual a dos Salarios Mínimos Vitales y Móviles.
  • Trabajadores monotributistas inscriptos en una categoría cuyo ingreso anual mensualizado no supere en dos veces el Salario Mínimo Vital y Móvil.
  • Beneficiarios de pensiones no contributivas que perciban ingresos mensuales brutos no superiores a dos veces el Salario Mínimo Vital y Móvil.
  • Titulares de programas sociales.
  • Trabajadores inscriptos en el Régimen de Monotributo Social.
  • Trabajadores incorporados en el Régimen Especial de Seguridad Social para Empleados del Servicio Doméstico (26.844)
  • Titulares seguro de desempleo.
  • Titulares de Pensión Vitalicia a Veteranos de Guerra del Atlántico Sur.
  • Titulares de certificado de discapacidad expedido por autoridad competente.
Esquema de bonificación

A los usuarios alcanzados por la tarifa social se les descontará el 100% en los primeros 150 kWh/mes de su consumo mensual. Además, obtendrán un descuento adicional del 50% sobre los siguientes 150 KWh/mes que consuman.

Esquema de bonificaciones
Fuente: Dirección Nacional de Política Tarifaria.

El ENRE también estableció para los usuarios beneficiarios de la tarifa social un esquema de porcentajes tope en sus facturas respecto de lo que abonarían, antes de todo tipo de impuesto o gravamen, los usuarios residenciales de igual consumo.

Tabla de bonificaciones

Para solicitar la inclusión en el régimen de Tarifa Social, iniciá el trámite correspondiente a través del número gratuito 0-800-333-2182 o a través de este formulario. Antes, consultá si figurás entre los usuarios beneficiados.