Bovinos y Bubalinos


La cadena de carne bovina es una de las más importantes del sector pecuario en Argentina. El número de establecimientos dedicados a la producción del ganado bovino, el stock ganadero y los puestos de trabajo generados en cada uno de los eslabones, la posicionan como  la actividad pecuaria más explotada en el sistema productivo nacional. Si bien determinadas áreas del territorio nacional concentran la producción de bovinos de carne, todas las provincias del país contienen bovinos en producción.

La producción de leche y derivados constituye otro relevante sector dentro de la producción ganadera nacional. Aunque el número de bovinos dedicados a la producción láctea es singularmente menor a la producción cárnica, esta cadena es una de las principales actividades productivas en las provincias centrales y varias zonas (cuencas lecheras) del país.

La producción bubalina en Argentina se desarrolla principalmente en zonas anegadas de las provincias del NEA y NOA.  Durante los últimos años se han logrado altos niveles de desarrollo en la producción de carne y leche y se mejoraron los canales de comercialización. Nuestro país es el tercer productor en América, luego de Brasil y Venezuela.

La intervención del Senasa en la identificación bovina, implementación de sistemas de trazabilidad, prevención y control de las principales patologías de impacto productivo, comercial y zoonótico que afectan a estas especies y el control de los procesos de transformación de sus productos, resulta crucial para el desarrollo y la sostenibilidad de estos sectores y contribuye a la obtención de alimentos sanos y de alta calidad, favoreciendo su inserción en los mercados locales y extranjeros.

En esta sección se encontrarán los establecimientos que habilita el Senasa dentro del rubro, así como los productos que allí se elaboran, los registros que lleva el Organismo y la normativa que rige sobre el tema.