Los controles de salud


Durante el tercer año de vida (es decir, después de cumplir 2 años), los niños deben ser controlados por el equipo de salud cada 6 meses.

En los controles, además de pesarlo, medirlo y hacerle una revisación clínica completa, el profesional controlará las vacunas que tu hijo debe recibir, observará cómo crece y se desarrolla.

También te asesorará sobre su alimentación; conversarán sobre cómo duerme y cómo prevenir accidentes.

Asimismo, podrá despejar las dudas que vos y tu familia tengan sobre la crianza y otros temas relacionados.

Recordá llevar siempre a los controles la Libreta de Salud del niño, para que queden anotados los datos sobre peso, talla, vacunas y otras informaciones de utilidad para el seguimiento de su salud.