Cáncer de pulmón


Es uno de los más frecuentes a nivel mundial. Es causado principalmente por el consumo de tabaco. Afecta sobre todo a personas de 60 a 65 años.

¿Qué es?

El cáncer de pulmón es causado por el consumo de tabaco principalmente. Los síntomas más frecuentes son dificultad respiratoria, tos (incluyendo expectoración sanguinolenta), pérdida de peso, dolor torácico, ronquera o hinchazón en el cuello y la cara.

Factores de riesgo

  • Humo de tabaco: es la principal causa de la mayoría de los casos de CP. Las sustancias nocivas del humo tabáquico lesionan las células del pulmón. La exposición al humo del tabaco en el ambiente puede causar cáncer de pulmón también en personas que no fuman (fumadores pasivos).
  • Contaminación del aire: este factor puede aumentar levemente el riesgo de cáncer de pulmón. El riesgo por contaminación del aire es mayor para los fumadores.
  • Exposición a sustancias nocivas: las personas que trabajan en la industria de la construcción, química y minera pueden estar expuestas a gases radioactivos y sustancias que aumentan el riesgo de padecer CP. Este riesgo es aún mayor en quienes fuman.
  • Antecedentes familiares: las personas con padre, madre, hermano o hermana que padecieron CP pueden tener un leve aumento en el riesgo, aunque no fumen.
  • Antecedentes personales: quienes han tenido cáncer de pulmón tienen mayor riesgo de padecer un segundo tumor de pulmón.
  • Edad mayor de 65 años: el cáncer de pulmón se diagnostica frecuentemente en personas mayores de esta edad.

Evitar el tabaco y mantener los ambientes libres de humo es la principal medida de prevención de este tipo de cáncer y de otros.

Diagnóstico temprano

El diagnóstico temprano contribuye al éxito del tratamiento. En estadios tempranos, este tipo de cáncer puede ser tratado quirúrgicamente con éxito de curación en el 20% de los casos aproximadamente.

En la mayoría de las personas el diagnóstico se plantea ante datos clínicos y cuando en un estudio radiológico se detecta alguna anormalidad pulmonar.