Construcción de la nueva pista en el aeropuerto de Iguazú


El Aeropuerto Internacional de Iguazú retomó sus operaciones luego de haber estado cerrado durante un mes por la construcción de una nueva pista de aterrizaje, la renovación del sistema de balizamiento y la ampliación de la plataforma comercial.


Con un volumen cercano a los 540.000 pasajeros por año, Iguazú es uno de los principales centros turísticos de nuestro país y estas obras de modernización están pensadas para acompañar el crecimiento que esta ciudad tendrá en los próximos años.

Estas obras, por un monto de 230 millones de pesos, continuarán hasta junio con el aeropuerto en funcionamiento y hasta septiembre de 2019 se realizarán otras de mejora que incluyen la ampliación del estacionamiento de 2.100 metros cuadrados a 25.000 metros cuadrados con lugar para 396 vehículos y una mejor distribución de los flujos de circulación con nuevas calles internas.

También se remodelará y ampliará la terminal de pasajeros, con nuevos puestos de check-in, nuevos espacios de embarque y arribos, una superficie mayor, de 14.000 metros cuadrados, más comercios y máquinas de auto check-in. Se renovarán completamente los espacios interiores y las fachadas para incrementar el nivel de servicio y confort, mejorar la funcionalidad del espacio y ordenar los flujos de circulación. Además, se agregarán dos mangas que facilitarán a los pasajeros el ascenso y descenso de los aviones.

Estas obras se suman a la nueva torre de control, que se inauguró el 22 de febrero del año pasado e implicó una inversión de 35 millones de pesos.

Y además está en el marco del plan de modernización de aeropuertos que desde 2016 lleva adelante el Ministerio de Transporte de la Nación, también forman parte del Plan Belgrano, el plan integral para el fortalecimiento de las economías del norte argentino que incluye la mejora e inversión en aeropuertos para potenciar el turismo y el transporte aéreo.