Se negoció financiamiento para el desarrollo de tecnología satelital en Argentina.

La Subsecretaría de Relaciones Financiera Internacionales del Ministerio de Hacienda, junto con los equipos técnicos de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), negociaron los términos y condiciones de financiamiento del programa de Desarrollo de Tecnologías Satelitales (PROSAT II).


El monto total del programa es de USD 91 millones, de los cuales el BID financiará USD 60 millones.

La operación se encuentra en el marco de la Misión SAOCOM, compuesta de los satélites 1A y 1B, que tiene como fin mejorar la gestión de diferentes actividades económicas y de prevención en el país. Se prevé que el proyecto incremente la efectividad de las políticas públicas de gestión de riesgos de desastres, mediante el aprovisionamiento de imágenes satelitales con tecnología SAR. A su vez, se espera que la mejora en la utilización de las aplicaciones e información satelital impacte en una mayor productividad de diferentes sectores del ámbito socio económico del país (agro, forestal, ictícola, gestión de emergencias hídricas, salud entre otros).

El presente programa corresponde a la última fase de la misión SAOCOM. La primera parte, realizada también con financiamiento del BID, puso en órbita el Satélite SAOCOM 1A.
La negociación encabezada por el Director Nacional de Financiamiento con Organismos Internacionales de Crédito, Agustín Mai, de la Subsecretaría de Relaciones Financieras Internacionales, permitió definir el financiamiento de la construcción, lanzamiento y puesta en órbita del satélite SAOCOM 1B, alineado con las políticas rectoras del Gobierno Nacional de transformación de los sectores productivos del país.

La información generada por el satélite será pública y brindada a través del sitio web de CONAE, con fines no comerciales. Serán beneficiarios los organismos públicos y privados vinculados a la producción agropecuaria, forestal y medioambiental, distribuidos en un área de 100 millones de hectáreas de la Pampa Húmeda y economías regionales, al acceder a datos precisos referidos a la gestión de riesgos de desastres, vigilancia de las riquezas ictícolas a nivel de la plataforma continental, derrames petroleros, entre otros.