Presidencia de la Nación

Se evitó el uso de premezcla para elaborar alimento balanceado sin documentación

En una inspección de rutina a un establecimiento, el Senasa en Entre Ríos, detectó 350 Kg en 14 bolsas de 25 kg que incumplían la normativa vigente.


PARANÁ, (Entre Ríos) – Una intervención del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) evitó que 350 kilogramos de premezcla, que incumplían la reglamentación vigente, se utilizarán como materia prima para la elaboración de alimentos balanceados para animales en la provincia de Entre Ríos.

Agentes del Centro Regional Entre Ríos del Senasa, dispusieron la interdicción y la posterior destrucción del producto tras detectar la irregularidad durante un control de rutina en un establecimiento elaborador de alimentos balanceados, en la localidad entrerriana de Gualeguaychú.

Se trató de 350 Kg. de alimentos - distribuidos en 14 bolsas de 25 kilogramos cada una de Premix Ternero (de 3 lotes diferentes de elaboración), que se utilizan para la elaboración de alimentos balanceados terminados, intervenidos en el 2022, por falta de registro o documentación que avale su presencia, en el establecimiento elaborador.

Los mismos, carecían de la respectiva inscripción en la Dirección de Productos Veterinarios y Alimentos para Animales del Senasa y de la documentación que avalara su elaboración por lo que, las inspectoras del organismo, los dejaron interdictados y, tras recibir el descargo de la empresa elaboradora, dispuso su destrucción que se realizó en el propio predio de la planta elaboradora.

Participaron de la inspección por el Senasa, Patricia Sian, supervisora regional de Higiene e Inocuidad de Productos de Origen Vegetal y Piensos y Florencia Ledri, inspectora a cargo del establecimiento, en el marco del Programa de Fiscalización y Control a plantas elaboradoras de alimentos balanceados destinados a consumo animal que vela por el cumplimiento de la Resolución Nº 594/2015, destinada a asegurar la salud de los animales y la inocuidad de los alimentos obtenidos a partir de ellos, afianzando su tarea en el cuidado de la salud pública.

La citada norma alcanza a las firmas y los establecimientos que elaboran, fraccionan, depositan, distribuyen, comercializan, transportan, importan y exportan productos destinados a la alimentación animal quienes son los responsables de garantizar la seguridad e inocuidad de los productos destinados a la alimentación animal a lo largo de toda la cadena alimentaria. De aplicación obligatoria en todo el país, esta normativa crea los registros nacionales únicos y obligatorios de Firmas, de Establecimientos y de Productos.

Además, establece las pautas para las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) con el fin de evitar que los productos destinados a la alimentación animal puedan contener sustancias capaces de perjudicar la salud animal y humana. En tal sentido contempla los avances en el ámbito del Código Alimentario Argentino (CAA) y de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

El Senasa realiza estos operativos de fiscalización a los actores de la cadena alimenticia con el fin de velar por el cumplimiento de las normativas vigentes en lo que respecta a la producción, traslado, elaboración y comercialización de agroalimentos y asegurar el consumo de alimentos seguros.

Scroll hacia arriba