María Castillo: “El reconocimiento del Estado hacia el sector cartonero es mi mayor orgullo”

La directora nacional de Economía Popular explicó los alcances de la iniciativa Argentina Recicla, para el fortalecimiento de cartoneros, carreros y recicladores, el rol preponderante de los municipios, cómo se vio afectado el trabajo con la pandemia y qué objetivos se trazaron.


1- ¿De qué se trata la iniciativa “Argentina Recicla”?

A través de cuatro líneas de trabajo, Argentina Recicla se propone darle asistencia a las cooperativas y sus trabajadores para mejorar las condiciones y generar valor agregado. En primer lugar se asiste al recuperador de base, que es el cartonero, con equipamiento, carro, bolsones, indumentaria y protección por el Covid-19. La segunda línea es el financiamiento para herramientas de esos nodos de trabajo que son enfardadoras, autoelevadores y todos los insumos que se necesitan dentro del espacio. En el ámbito de la comercialización, le garantiza al compañero la venta directamente a la industria y eso impacta en la mejora del precio por kilo del material enfardado. Y la cuarta línea es el valor agregado, todo el material que ingresa a la cooperativa y se le pueda dar un reacondicionamiento, se va a acompañar ese proceso.

Por ejemplo, hay una cooperativa que trabaja con nylon y que tiene una red de comercialización donde compra el material, lo clasifica en origen y lo pasa por la maquinaria, pero en el último tramo le falta generar bolsa, ahí lo acompaña esta iniciativa “Argentina Recicla”. Y todo eso se logra a través de mesas de gestiones sustentables donde se reúnen los trabajadores con los representantes del municipio, y el Estado nacional acompañando ese proceso viendo de qué manera se lo puede abordar planificando esos nodos o sistema único de reciclado, dependiendo la cantidad de trabajadores que surjan en el territorio y la necesidad que tenga el municipio para ir cubriendo todo el sistema de reciclado.

2- ¿Cómo articulan el trabajo con las cooperativas, los municipios y las provincias?

Esta acción es fundamental porque el fortalecimiento de un sistema municipal se compone de la promoción ambiental, la recolección diferenciada y la clasificación. En eses sentido, vamos a trabajar para que en los municipios se pueda crear una ordenanza donde se implemente una mesa de gestión sustentable como la que ya está funcionando en Lomas de Zamora, donde los representantes de las cooperativas y el Estado municipal trabajen en las problemáticas que tienen los y las trabajadoras y cómo planificar esos sistemas de reciclado con inclusión social.

3- ¿Cómo trabajaron las cooperativas durante la cuarentena?

Estuvimos en contacto con muchos compañeros donde algunos pararon totalmente la actividad, pero la decisión de cada unidad productiva o cada cooperativa se resolvía en asamblea. Algunas cooperativas pararon 15 días para ver cómo encaraban su trabajo y posteriormente las que prestan servicio que no podían parar su gestión de a poco fueron volviendo a la cotidianeidad, pero para otros trabajadores es muy duro porque todavía no volvieron a la actividad porque no están dadas las condiciones y porque no están acompañados por los municipios.
Sin embargo, en otros lugares los municipios sí acompañaron el proceso de seguir trabajando porque recuperar material reciclable es un trabajo esencial, como lo es la recolección de residuos.

4- ¿Desde su historia personal, qué significa ocupar un lugar de tanta responsabilidad y cómo evalúa la decisión del ministerio de darle este espacio?

Soy cartonera desde el año 2000, y en todo este recorrido tener un lugar en el Estado para acompañar los procesos y generar un ámbito de trabajo como corresponde para las y los trabajadores, es fundamental. Porque tenemos la visión de un trabajador sabiendo cuáles son las necesidades y hasta dónde se quiere apuntar con cada uno de los sistemas.
Es muy valioso sentirse escuchado para organizarte y lograr un montón de objetivos y que esos objetivos se cumplen a través de darle condiciones de trabajo y acompañar estos sistemas de reciclado.
El reconocimiento del Estado hacia el sector cartonero es mi mayor orgullo y es muy importante que se los visibilice y que se los acompañe en el proceso de lo que necesitan por el trabajo impresionante que realizan, no solo de educación e iniciación de residuos sino que además generan empleo.

5- ¿Qué objetivos pudieron cumplir, qué proyectan a mediano y largo plazo y con qué sueña al final de la gestión?

Pudimos acompañar las necesidades básicas de algunas cooperativas y vamos de a poco viendo cómo se planifica la creación de estos sistemas únicos de reciclado, para poder asistir a todos con herramientas y organizar el sistema para permitir la buena administración de los fondos públicos, sabiendo hacia dónde van, qué generan y cómo los compañeros implementan esos recursos.

Esto es el día a día, como el trabajo del cartonero, ver cómo se avanza qué necesidades surgen y cómo se desarrolla. Es un trabajo de campo impresionante que lleva mucho tiempo pero es un orgullo porque los compañeros están dispuestos a sentarse a planificar y a ordenar estos sistemas. Mucho más cuando el Estado nacional y también el municipal quieren acompañar ese proceso de dignificar el trabajo de los y las trabajadoras cartoneras.