La UIF presento el nuevo marco regulatorio para el sistema financiero argentino


El miércoles 11 de abril Mariano Federici y Maria Eugenia Talerico Presidente y Vicepresidente de la Unidad de Información Financiera, respectivamente, junto a Fabián Zampone, Superintendente de Entidades Financieras y Cambiarias y Director del Banco Central de la República Argentina, Marcos Ayerra, Presidente de la Comisión Nacional de Valores y Guillermo Plate, Vice-Superintendente de Seguros de la Nación, disertaron acerca de la expectativa regulatoria en la implementación de las Resoluciones recientemente emitidas por la UIF.

Las autoridades evaluaron el impacto que introducen las Resoluciones N° 30-E/2017, N° 21/2018 y N° 28/2018, en los esquemas preventivos de las entidades financieras y cambiarias, el mercado de capitales y el sector asegurador, respectivamente. Durante el encuentro en el Auditorio San Agustín de la U.C.A, participaron más de 600 oficiales de cumplimiento de los sectores regulados, que valoraron positivamente la iniciativa de mantener encuentros informativos sobre los principales cambios introducidos en las normativas.

Por su parte, Federici destacó el hito que significan estas nuevas resoluciones: “El objetivo de esta nueva normativa es proteger la integridad de nuestro sistema financiero para afianzar su estabilidad, confiabilidad y reputación, todo lo cual contribuirá a que el país atraiga inversiones sanas, de largo plazo, que son las que necesita para su crecimiento y desarrollo sustentable. Hemos trabajado estas normas con los reguladores naturales aquí presentes y los representantes de los respectivos sectores, lo que nos permitió generar un marco normativo más coherente, eficiente y realista, tomando en cuenta la realidad de cada sector. Las normas adoptan además el llamado “enfoque basado en riesgos”, lo que nos permitirá trabajar de manera más eficiente en los métodos para lograr mejores resultados mitigando los riesgos reales al sistema”.

En tal sentido, detalló que “el proceso de identificación y evaluación de riesgos debe ser realizado en equipo entre el sector público y privado con el objetivo de mitigarlos eficazmente”. “El trabajo en equipo es central al enfoque basado en riesgos porque son los operadores de cada sector los que conocen mejor que nadie las particularidades de sus negocios y los riesgos a los que se exponen”.

El cambio supone un relevante cambio de paradigma en el esquema preventivo, dejando atrás el enfoque meramente formal por una manera más inteligente de abordar la problemática, en concordancia con los estándares, y las buenas prácticas internacionales.