FONPLATA incorpora una Línea de Financiamiento de Riesgo No Soberano para instituciones financieras y no financieras nacionales o provinciales

Los fondos serán destinados a impulsar proyectos de infraestructura, desarrollo económico-productivo y socio-ambiental.


El Subsecretario de Relaciones Financieras Internacionales, Martín Soto, participó de la 166° Reunión del Directorio de FONPLATA celebrada mediante videoconferencia. Durante la reunión se aprobó la incorporación de la Línea de Financiamiento de Riesgo No Soberano (RNS).

La propuesta de adecuación de las políticas financieras, fija los límites de asignación para créditos no soberanos. En este sentido, se establece que el total de aprobaciones netas no podrá exceder el 6% de la Capacidad Prestable del Banco, entre otros topes aplicados a aprobaciones por país y por prestatario. El Directorio podrá aprobar operaciones desde US$ 5 millones a US$ 20 millones mediante el procedimiento simplificado.

Asimismo, se establece la creación de la Línea de Financiamiento de Operaciones de RNS, siendo elegibles las instituciones financieras y no financieras nacionales, estaduales o provinciales, legalmente constituidas, con autonomía legal y financiera, que operen bajo los principios comerciales, y cuyos estatutos permitan contratar financiamiento de forma independiente y sin requerir garantía soberana; y los gobiernos sub-nacionales autorizados a contraer endeudamiento sin garantía soberana.

Durante la comunicación, se autorizó a ampliar el Plan de Endeudamiento de FONPLATA para el período 2020-2024 por un monto máximo adicional de US$ 700 millones (en la actualidad es de US$ 500 millones).

Para finalizar, se avaló en Directorio la actualización del artículo 20 del Estatuto del Tribunal Administrativo del Banco. La modificación establecerá el plazo de caducidad para la presentación de apelaciones o reclamos ante el Tribunal Administrativo, fijando el mismo en 60 días corridos, contados a partir de la finalización del procedimiento de mediación formal.

FONPLATA tiene como misión apoyar la integración de sus países miembros para lograr un desarrollo armónico e inclusivo, contribuyendo a reducir las disparidades socio-económicas, privilegiando la complementariedad y la sinergia de los esfuerzos, con el objetivo de lograr una mejor inserción en la región y en el mercado global.