BANCO MUNDIAL APRUEBA FINANCIAMIENTO POR USD 395 MILLONES PARA LA IMPLEMENTACIÓN DE PROGRAMAS SOCIALES EN BENEFICIO DE LOS MÁS VULNERABLES


Los recursos permitirán ampliar la red de agua y saneamiento, y mantener la tarifa eléctrica social, mejorando las condiciones ambientales y habitacionales en las áreas de más bajos ingresos.

El Banco Mundial aprobó financiamiento adicional por USD 245 millones para el proyecto de Desarrollo Sustentable de la Cuenca Matanza Riachuelo II, y USD 150 millones para la Provincia de Buenos Aires para el programa Apoyo a la transición de la Tarifa Social Eléctrica.

El proyecto Cuenca Matanza Riachuelo tiene como objetivo mejorar la calidad ambiental y las condiciones sanitarias a lo largo de las márgenes del Río de la Plata, y a su vez suministrar una solución a largo plazo y efectiva para la disposición segura de las aguas residuales de la ciudad de Buenos Aires.

Esta operación permitirá dar continuidad a las obras que se encuentran en ejecución, con el propósito de mejorar los servicios de saneamiento mediante la expansión de la capacidad de transporte y tratamiento, coadyuvar a la reducción de las descargas industriales al río, promover una mejora en la planificación de las inversiones en desagües urbanos, y fortalecer el marco institucional de ACUMAR para la limpieza continua y sustentable de la cuenca.

Los trabajos realizados beneficiarán directamente a 2.4 millones de habitantes en los 14 municipios intervinientes en la cuenca, y a 1.2 millones de personas que viven a lo largo de la costa del Río de la Plata. Los beneficiarios indirectos suman 10 millones de habitantes que lograrán tener una descarga cloacal correcta y segura, al ampliar la capacidad del sistema colector.

La construcción de estas obras beneficiará el área de la concesión de AySA, que comprende a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y 26 Partidos del Gran Buenos Aires, y contribuirá al cumplimiento de las metas del Plan Nacional de Agua Potable y Saneamiento de alcanzar niveles de cobertura de 100% en agua potable y del 75% en cloaca en las áreas urbanas del país.

Por su parte, el programa de apoyo a la transición de la Tarifa Social Eléctrica (TSE), se inscribe bajo un conjunto de acciones que el Gobierno provincial implementa para mejorar las condiciones habitacionales de la población en situación de mayor vulnerabilidad, a través de la continuidad del subsidio a la tarifa eléctrica.

Asimismo, se prevé llevar a cabo mejoras en la administración de la TSE que redunden en mayor efectividad del esquema vigente mediante la sistematización y uso de los datos relativos a la asignación de la TSE y el fortalecimiento de la gestión de los organismos rectores en materia de energía. Serán beneficiarios directos 1,43 millones de habitantes con TSE y beneficiarios indirectos la totalidad de la población de los 135 Municipios de la provincia de Buenos Aires.

La aprobación de estas operaciones son el resultado del trabajo coordinado por la Subsecretaría de Relaciones Financieras Internacionales del Ministerio de Hacienda, las autoridades nacionales y provinciales, que junto al equipo de especialistas del Banco Mundial orientan sus esfuerzos para garantizar el acceso a servicios energéticos modernos y asequibles, escenciales para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible.