Seguimiento socio-judicial


Se incorpora el seguimiento socio-judicial como una medida de seguridad posterior al cumplimiento de la pena, siguiendo el modelo del Código Penal de Francia. El seguimiento socio-judicial está previsto para determinados delitos muy graves, tales como el homicidio agravado, el abuso sexual agravado, otros ataques graves contra la integridad sexual y los delitos que se cometan en un contexto de violencia de género. El instituto consiste en la imposición de determinadas medidas de vigilancia y asistencia destinadas a prevenir la comisión de nuevos delitos que el condenado debe respetar durante un plazo máximo de diez años con posterioridad al cumplimiento de la pena impuesta.