Presidencia de la Nación

Cuidado personal de hijos e hijas

El cuidado personal de hijos e hijas es lo que antes se llamaba “tenencia”. Consiste en el conjunto de deberes y facultades que tienen los progenitores en la vida cotidiana de sus hijos e hijas.

Código Civil y Comercial

Familia y vivienda


En esta página


Cuidado personal de hijos e hijas

¿A qué se llama cuidado personal de hijos e hijas?

Es el conjunto de deberes y facultades que tienen los progenitores en la vida cotidiana de sus hijos e hijas. Es lo que antes se llamaba “tenencia de los hijos”.

Si los progenitores viven juntos ¿cómo ejercen el cuidado personal?

Ambos tienen los mismos derechos y obligaciones respecto de sus hijos e hijas.

¿Qué pasa cuando los progenitores no conviven?

El cuidado personal de hijos e hijas puede ser ejercido por uno o por ambos progenitores. A éste último se lo llama cuidado compartido.

Volver al índice


Cuidado compartido

¿Qué es el cuidado compartido?

Es aquel que ejercen los progenitores sobre los hijos e hijas cuando no conviven.

¿Cómo se ejerce el cuidado compartido?

Puede ser:

  • Alternado: el hijo o hija pasa períodos de tiempo con cada uno de los progenitores.

  • Indistinto: el hijo o hija reside en el domicilio de uno de los progenitores pero ambos comparten las decisiones y se distribuyen las labores. Por ejemplo, el hijo o hija vive con uno de ellos pero el otro se ocupa de llevarlo al colegio. Ambos deciden sobre las cuestiones relativas al colegio –actos, reuniones de padres-, vacaciones, etc.

Volver al índice


Deber de comunicación

Si uno de los progenitores tiene el cuidado del hijo o hija ¿qué derechos tiene el otro?

Tiene el derecho y el deber de tener una comunicación fluida con su hijo o hija.

¿Qué es el deber de comunicación?

Es lo que antes se llamaba “visitas” y consiste en la posibilidad que tiene el progenitor que no convive con su hijo o hija de poder pasear, compartir momentos, que pueda quedarse a dormir en su casa según la edad y necesidades del hijo.

¿Qué otros deberes tienen los progenitores entre sí?
  • Deber de colaboración: el progenitor que no vive con el hijo o hija tiene el derecho y el deber de colaborar con el progenitor que sí convive.

  • Deber de informar: cada progenitor debe informar al otro sobre cuestiones de educación, salud y otras relativas a la persona y los bienes de los hijos e hijas.

¿Existe la posibilidad de que el cuidado personal sea ejercido por un solo progenitor?

Sí, pero es excepcional. Lo decide el juez, quien debe tener en cuenta, entre otras cosas:

  • la edad del hijo o hija;

  • la opinión del hijo o hija;

  • el mantenimiento de la situación y el centro de vida del hijo o hija.

Volver al índice


Plan de parentalidad

Los progenitores cuando no conviven ¿pueden planear cómo van a ejercer el cuidado personal de sus hijos e hijas?

Sí, pueden hacerlo a través de un acuerdo o plan de parentalidad. Este plan tiene que contener:

  • lugar y tiempo en que el hijo o hija permanece con cada progenitor;

  • responsabilidad que cada uno asume (quién lo lleva y lo retira del colegio, quién lo ayuda con los deberes, programar actividades deportivas o culturales, etc.);

  • régimen de vacaciones (fecha y lugar donde pasará las vacaciones);

  • días festivos (Navidad, Año Nuevo, Semana Santa);

  • fechas significativas para la familia (cumpleaños, aniversarios, etc.);

  • régimen de relación y comunicación con el hijo o hija cuando vive con el otro progenitor (cuándo pasa de una casa a la otra, o salen a pasear, a realizar actividades relacionadas con el deporte, esparcimiento, etc.)

Los progenitores deben hacer participar al hijo o hija en el armado del plan.

Para que el plan pueda hacerse cumplir debe ser presentado y aceptado por el juez.

¿El plan de parentalidad puede modificarse?

Sí, cuando las necesidades del grupo familiar y del hijo o hija lo requieran.

¿Qué pasa si no hay un plan de parentalidad?

Si no hay plan o habiéndolo no se presentó al juez, éste tiene que fijar el régimen de cuidado de los hijos e hijas.

Tiene que tener en cuenta el cuidado compartido indistinto, es decir, permitir que el hijo o hija viva con uno de los progenitores y se compartan decisiones y distribución de tareas. Pero puede elegir otra forma si es más conveniente para el niño, niña o adolescente.

Las tareas cotidianas que realiza el progenitor que asume el cuidado personal del hijo ¿tienen un valor económico?

Sí, son consideradas un aporte que realiza el progenitor que vive con el hijo o hija. Por lo tanto, tienen que tenerse en cuenta al momento de establecer un plan parental.

Volver al índice


Guardador

Aparte de los padres ¿alguien más puede tener el cuidado personal de los hijos o hijas?

Sí, se le puede otorgar a un pariente pero sólo en supuestos de especial gravedad y por el plazo de 1 año prorrogable por otro.

Volver al índice


Texto completo de la norma

Código Civil y Comercial

Más información

Acceso a la justicia


También puede interesarte: 

El contenido de Justicia Cerca tiene un carácter divulgativo, orientativo e informativo y no reemplaza la versión original de la ley. Puede tener como fuente una o varias normas y datos de sitios oficiales para complementar la información


Scroll hacia arriba