Historia


Más de seis décadas al servicio del país

Desde su creación la CNEA ha sido el organismo público de referencia del desarrollo nuclear en nuestro país y un actor destacado dentro del sistema de ciencia y técnica.

El campo nuclear comenzó a desarrollarse en Argentina con la formación de profesionales en las ciencias y tecnologías asociadas. Luego se crearon laboratorios y se iniciaron actividades como la radioquímica, la metalurgia nuclear y la minería del uranio. Posteriormente se consolidaron las actividades para la construcción y operación de reactores de investigación y sus combustibles; la producción de radioisótopos y el empleo de las radiaciones ionizantes para diagnóstico y tratamiento médico; y se logró el acceso a la nucleoelectricidad, que implicó la construcción y operación de centrales de potencia y el dominio del ciclo de combustible nuclear.

El desarrollo tecnológico alcanzado y la altísima calificación de los profesionales de la CNEA le permiten en la actualidad llevar adelante dos proyectos estratégicos: el CAREM25, primera central nuclear de potencia íntegamente diseñada y construida en Argentina; y el RA-10, el reactor argentino multipropósito que se convertirá en un polo regional de producción de radioisótopos e investigación científica.