Presidencia de la Nación

Alimentos y salud


En esta página

Salud alimentaria

La calidad e inocuidad de los alimentos cobra especial relevancia durante la pandemia de COVID-19. Si bien no se ha demostrado que el virus pueda contagiarse por el contacto con los alimentos o sus envases, siempre es importante mantener la higiene, desde la compra hasta su consumo, para evitar cualquier enfermedad por la ingesta de agua y/o alimentos contaminados.

Las Enfermedades Transmitidas por Alimentos (ETA) afectan cada año a casi 1 de cada 10 personas en el mundo, según estimaciones de la OMS.

La contaminación de los alimentos, principalmente con microorganismos patógenos, puede producirse en cualquiera de las etapas de la cadena de producción. Sin embargo, una cantidad importante de las ETA se deben a alimentos que han sido preparados o manipulados de forma inapropiada en el hogar.

Las ETA pueden manifestarse a través de cuadros diarreicos hasta incluso ocasionar otros síntomas de mayor complejidad, especialmente en niños, embarazadas, personas mayores y población con el sistema inmunológico debilitado.

La mayoría de las enfermedades de transmisión alimentaria se pueden prevenir con una manipulación apropiada de los alimentos, desde la compra hasta su consumo.


5 claves de la inocuidad alimentaria: Limpieza, agua segura, separar crudos de cocidos, cocinar completamente, mantener las temperaturas seguras,

Alimentación segura y saludable (ASyS)

La salud no sólo puede verse afectada por la presencia de contaminantes en los alimentos, sino que además qué comemos; en qué cantidad; de qué calidad y con qué frecuencia influye, entre otros aspectos, en nuestro desarrollo individual y colectivo.

De esta manera, los alimentos pueden contribuir a una manera de vivir más saludable o, por el contrario, estar asociados a algún tipo de enfermedad. Se estima que 1 de cada 5 muertes a nivel global son atribuibles a una alimentación inadecuada (4° Encuesta Nacional de Factores de Riesgo).

La ASyS, compuesta de una variedad de alimentos con alto valor nutritivo e inocuos, es clave para la prevención y el control de muchas de las enfermedades que más nos afectan, conocidas como Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT): diabetes, problemas cardiovasculares, algunos tipos de cáncer, entre otras.

Durante la pandemia de COVID-19, la ASyS cobra gran importancia dado que contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunitario. Es decir, influye en la capacidad del organismo para prevenir, combatir y recuperarse de las infecciones.

Inocuidad y composición de alimentos

Los alimentos aportan los nutrientes (proteínas; grasas; hidratos de carbono; vitaminas y minerales) que el organismo necesita para su correcto funcionamiento. Es fundamental incluir a diario una variedad de alimentos dado que ninguno por sí solo contiene todos los nutrientes necesarios para cubrir los requerimientos nutricionales.

El consumo habitual de alimentos con cantidades excesivas de azúcar, grasas y sal/sodio, y un bajo consumo de alimentos mínimamente procesados (como frutas, verduras, carnes, cereales integrales, entre otros) se asocia a un aumento de la obesidad, factor de riesgo de las ECNT.

En Argentina, el 37% de la población toma bebidas azucaradas diariamente, mientras que sólo un tercio consume al menos una vez por día frutas y verduras, según la 2° Encuesta Nacional de Nutrición y Salud.

Más Frutas y Verduras:

Son componentes esenciales de una ASyS, sin embargo, en Argentina, se consumen sólo 2 de las 5 porciones de frutas y verduras recomendadas, según la 4° Encuesta Nacional de Factores de Riesgo. Te acercamos algunas ideas para sumar Más Frutas y Verduras en tu alimentación diaria.

Las frutas y verduras

contienen nutrientes importantes (vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes) para nuestro organismo y su consumo diario suficiente disminuye el riesgo de padecer enfermedades.

Si están crudas

pueden transmitir patógenos y/o sustancias peligrosas, por ello, es fundamental lavarlas minuciosamente con agua segura, incluso aquellas que se pelan o cocinan.


Selección de alimentos

Conocer la composición nutricional de los alimentos o contenido de nutrientes (como sodio, azúcares, grasas, etc.) resulta fundamental para realizar una adecuada selección de alimentos.

¡Buscá la etiqueta!: los alimentos que se comercializan envasados contienen información útil que te permite conocerlos, comparar y elegir alternativas más adecuadas.

  • Lista de ingredientes: enumera de mayor a menor peso los ingredientes que se usaron para elaborar el alimento. ¡Verificá en qué proporción se encuentran!

  • Tabla de información nutricional: compará el aporte de nutrientes entre alimentos similares, y preferí el de menor contenido de sal/sodio; grasas saturadas y grasas trans. El contenido de azúcar agregada no es obligatorio pero podés verificar el lugar en el que se encuentra en la lista de ingredientes.



Seguí leyendo sobre alimentación segura y saludable y encontrá recomendaciones para reducir el consumo de sal/sodio.

Herramientas de consulta disponibles:

  • Buscador Nutricional: te permite consultar y verificar en línea las tablas nutricionales de los productos que se elaboran, distribuyen y comercializan en todo el país, incluyendo los productos importados y aquellos que se exportan.

  • Vigilancia sanitaria y nutricional de los alimentos: las Autoridades Sanitarias de Control de Alimentos desarrollan acciones de fiscalización sobre los establecimientos y productos alimenticios que se comercializan en todo el país para proteger la salud de los ciudadanos. Conocé más a través del Plan Integral de Fiscalización.

  • Si tuviste algún problema con el consumo de alimentos, comunícate con ANMAT.

Scroll hacia arriba