Exportación


En el ámbito del Comercio Internacional, el objetivo estratégico del Senasa es responder al incremento de la demanda diferenciada de alimentos, garantizando sanitariamente la cadena agroalimentaria, en el marco del escenario mundial para el incremento sostenido de los intercambios de alimentos y agro productos.

Todas estas acciones, deben realizarse dentro del marco brindado por la evaluación de directrices y recomendaciones de los organismos internacionales de referencia, y de los cuales somos país miembro, participando activamente en los distintos foros técnicos, permitiendo establecer procedimientos para transparentar las garantías exigidas por los países compradores, para abrir nuevos mercados de destino de nuestras exportaciones, participando juntamente y activamente con nuestros pares de los países de intercambio para definir parámetros técnicos para la inocuidad, calidad y sanidad de los alimentos involucrados en el intercambio comercial.

El Senasa dispone de un sistema de certificación de exportaciones confiable y seguro, que garantiza un proceso de control y certificación que nace en el campo y termina con la efectiva puesta a bordo, o salida del país de los productos certificados.

EXPORTACIÓN DE PRODUCTOS APÍCOLAS
El Senasa certifica mercaderías que fueron procesadas en establecimientos registrados y habilitados por el Organismo, para tránsito internacional de miel u otros productos apícolas.

La empresa interesada en exportar miel u otro producto apícola debe presentar una “Solicitud de Autorización de Exportación (declaración jurada)” ante la Coordinación de Establecimientos Lácteos y Apícolas. En la misma el solicitante debe declarar el número oficial del establecimiento, la razón social y el domicilio del establecimiento apícola habilitado que exporta el producto, el número de registro de exportador y su razón social, destino solicitado, producto a exportar, datos de origen de la materia prima, entre otros.

La Coordinación de Establecimientos Lácteos y Apícolas evalúa los datos consignados en la solicitud, constatando que el establecimiento esté habilitado para exportar el producto referido al destino solicitado e indica los muestreos y análisis que deben realizarse previamente a la exportación.

La Dirección de Tráfico Internacional de Senasa emite el Certificado de Exportación definitivo una vez que verifica que la solicitud de exportación fue aprobada y que se realizaron los muestreos solicitados.
Los destinos a los cuales se pueden exportar los productos, dependen en gran medida de los requisitos de los países importadores. En forma simplificada hay dos grandes grupos de países importadores de productos apícolas argentinos:

Países importadores con los cuales existen relaciones comerciales. Es decir que se conocen las exigencias sanitarias para exportar miel o productos apícolas a ese destino, hay un Modelo de Certificado Zoosanitario acordado y aprobado con ese país y se tiene experiencia en la exportación de productos apícolas argentinos a ese destino.

Países importadores con los cuales hasta la actualidad no existen relaciones comerciales. Esto puede ser porque nunca hubo transacciones comerciales de miel o productos apícolas con ese país o bien no existe a la actualidad un modelo de certificado zoosanitario acordado y aprobado.

Cada país puede tener exigencias específicas, incluyendo los Modelos de Certificados como así también las condiciones de habilitación. Las autoridades sanitarias del país de destino pueden realizar las evaluaciones in situ que consideren necesarias.

Por último, cualquier establecimiento que comienza a exportar a un destino determinado o ha discontinuado la exportación por el término de DOS (2) años debe cumplimentar la Resolución Senasa Nº 108/10.

CONTACTO
Correo electrónico: fronteras@senasa.gov.ar