Actividad física a cualquier edad

Vos, tus hijos, tus papás, tus abuelos, todos pueden hacer actividad física sin tener que aburrirse ni hacer ejercicios complicados. Con control de tu médico, estos consejos van a ayudarte a sentirte mejor.


  1. Niños y niñas
  2. Adolescentes
  3. Adultos
  4. Adultos mayores

La actividad física nos hace bien

Si dedicamos un rato de cada día a realizar un poco de actividad física, vamos a beneficiar mucho nuestra salud, porque podemos:

  • reducir la grasa corporal,
  • fortalecer nuestros músculos,
  • beneficiar nuestros huesos,
  • mejorar nuestra respiración y circulación,
  • bajar la presión arterial,
  • mejorar nuestro estado de ánimo y la autoestima.

Pero nos da fiaca

Cuando nos dicen que tenemos que hacer una actividad física, nos viene a la mente alguna de estas excusas:

  • No tengo tiempo.
  • No tengo plata para ir a un gimnasio.
  • Me aburre.
  • Soy una persona muy mayor.
  • Ya no estoy para eso.
  • No tengo ropa adecuada.
  • Empiezo el lunes que viene.

Pero hacer actividad física no es solo practicar un deporte. Ir a un gimnasio no es lo único que sirve. Cualquier persona, de cualquier edad, puede hacer actividad física con control del médico (como caminar, nadar o subir y bajar escaleras). Y no hace falta esperar hasta el lunes: podés empezar hoy.


Tu Pausa Activa para nenas y nenes

1. Niños y niñas

Si tus hijos no empezaron o no les gusta hacer ningún deporte (como fútbol, básquet, atletismo u otros), pueden hacer ejercicio mientras realizan actividades de la vida cotidiana. Y, si es en familia o con amigos, mejor. Por ejemplo:

  • Salir a pasear.
  • Acompañarte a realizar las compras.
  • Subir escaleras (que tengan protección).
  • Correr en espacios seguros, como parques o plazas.
  • Bailar.
  • Jugar con las mascotas y sacarlas a caminar.
  • Andar en bicicleta.
  • Ir caminando a la escuela.
  • Aprovechar las clases de educación física de la escuela.
  • Jugar con amigos.
  • Saltar la soga.
  • Y muchas, muchas más.
Volver
Tu Pausa Activa para adolescentes

2. Adolescentes

Si nunca hiciste actividad deportiva, es un buen momento para comenzar: te ayudará en tu desarrollo físico.

Cualquier actividad física te va a hacer bien: probá varias y elegí la que más te divierta (o en la que hagas más amigos).

También podés hacer actividad física de otras maneras:

  • Bailá.
  • Salí de campamento.
  • Conocé deportes alternativos.
  • Salí a caminar o pasear en bicicleta.
  • Andá al colegio a pie o en bicicleta.
  • Salí a patinar o a andar en skate (con casco y protección en codos y rodillas).
  • Sacá a pasear el perro.
  • Usá escaleras en lugar de ascensores.
  • ¡No te escapes de la hora de gimnasia en el colegio!
Volver
Tu Pausa Activa para adultos

3. Adultos

Si pensás en todas las excusas posibles para no hacer ejercicio porque trabajás mucho, estudiás, tenés que cuidar a tus chicos, ayudarles a hacer la tarea, y no te queda tiempo para nada, considerá que hacer hacer actividad física te da muchos beneficios:

  • mejora tu función respiratoria,
  • reduce la presión arterial y el colesterol malo,
  • mejora el manejo del azúcar,
  • reduce el riesgo de infarto y ACV,
  • fortalece los huesos y músculos,
  • te hace sentir mejor con tu familia y tus amigos, y tenés mejor rendimiento en el estudio o el trabajo.
Actividad física que podés hacer si no practicás deportes ni vas al gimnasio
  • Viajá a tu trabajo en bicicleta (con casco) o a pie.
  • Caminá media hora por día a un ritmo continuo.
  • Reemplazá viajes en colectivo o subte por caminatas, aunque sea un tramo.
  • Tratá de no pasar más de dos horas sin moverte.
  • Hacé nuestros ejercicios de pausa activa en varios momentos del día. Cada uno te lleva unos 5 minutos y podés hacerlos en tu casa o en el trabajo.
    Los ejercicios van a ayudarte a fortalecer los grupos musculares más importantes: piernas, caderas, dorso, abdomen, pecho, hombros y brazos.
Volver
Tu Pausa Activa para adultos mayores

4. Adultos mayores

Si tenés más de 65 años, la actividad física regular te brinda grandes beneficios para tu salud. Te ayuda a respirar mejor, a tener un corazón más sano, a fortalecer tus huesos y a tonificar tus músculos.

Los adultos mayores activos disfrutan una mayor de calidad de vida porque tienen menos problemas cardíacos, hipertensión, accidentes cerebrovasculares, diabetes, cáncer de colon, cáncer de mama y deterioro cognitivo.

La actividad física se asocia con un menor riesgo de caídas y una mejora de las funciones cognitivas.

Si no vas a un gimnasio, a un centro de jubilados o a un club, te sugerimos que lo hagas.

Consultá si hay actividades deportivas para jubilados gratuitas o muy económicas en tu barrio. Por ejemplo, PAMI ofrece en muchas delegaciones actividad física para sus afiliados. También hay actividades gratuitas o económicas en centros de jubilados.

Actividad física que podés hacer si no practicás deportes ni vas al gimnasio

Recordá siempre consultar primero a tu médico de cabecera.

  • Caminá media hora por día a un ritmo continuo.
  • Andá en bicicleta por lo menos media hora por día.
  • Reemplazá viajes en colectivo o subte por caminatas, aunque sea un tramo.
  • Realizá las tareas domésticas.
  • Salí a caminar en familia o con amigos.
  • Hacé nuestros ejercicios de pausa activa en varios momentos del día. Cada uno te lleva 5 minutos y podés hacerlos en tu casa.
    Los ejercicios van a ayudarte a fortalecer los grupos musculares más importantes: piernas, caderas, dorso, abdomen, pecho, hombros y brazos.
Volver

Consultá primero a tu médico

Antes de comenzar a hacer ejercicios de manera rutinaria, visitá a tu médico.

Adoptá costumbres saludables

Incorporá estos hábitos que te van a hacer sentir cada día mejor.