Cómo solucionar las molestias en los pechos


A veces puede ocurrir que sientas algunas molestias cuando el bebé comienza a prenderse al pecho.

En estos casos, te recomendamos comenzar a darle por el pecho menos dolorido y variar las posiciones de amamantamiento buscando la que te sea menos molesta o dolorosa.

También podés probar darle la teta a tu bebé más frecuentemente.

Para el cuidado diario de los pezones, recurrí al método “A.L.A.S.”:

  • Aire: dejarlos secar al aire después de cada toma.
  • Lubricación: con una gota de la primera leche que producís, para evitar o tratar las grietas de la piel.
  • Agua: para lavarlos —sin utilizar jabón-, y nunca frotarlos.
  • Sol: en tomas de unos pocos minutos, siempre antes de las 11 horas y después de las 16 horas.

Es importante además que uses corpiños holgados y cómodos

Si tenés dudas o problemas para dar la teta o mantener la lactancia, llamá gratis al 0800-222-1001, opción 7.