Trabajo interinstitucional dentro del Programa Cordero Argentino

Busca posicionar a la carne ovina como un alimento habitual. El Senasa participó de la jornada en Bariloche que repasó objetivos y formas de concretarlo.


General Roca (Río Negro) – Profesionales del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) participan del Programa Cordero Argentino, que busca posicionar a la carne ovina como un alimento de ingesta habitual y fomentar su presencia en los mercados internos y externos.

“Por esta razón, recientemente participamos en San Carlos de Bariloche de un encuentro interinstitucional que tuvo como objetivo presentar las herramientas del Programa, analizar las oportunidades y dificultades de implementarlas en nuestra zona y pensar líneas de trabajo”, indicó el coordinador de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria del Centro Regional Patagonia del Senasa, Eduardo Clapera.

El encuentro contó con la asistencia de referentes institucionales de la cadena de la carne ovina, tanto a nivel público como privado, y sirvió para que el Senasa explicara las acciones territoriales que realiza.

En este sentido Clapera señaló que: “informamos el mejoramiento que implementamos en los procesos de control y fiscalización, en pos de facilitar las gestiones de los productores y detectar rápidamente irregularidades o desvíos”.

Por su parte, el supervisor del Senasa, Juan José Martínez Paiva, indicó que durante la reunión “sugerimos que para generar demanda hay que trabajar en el desarrollo de diferentes opciones y cortes de carne ovina, pensando en establecer precios diferenciales acordes a los mismos, por ejemplo, dejando en claro qué corte es premium y cuál no”.

También participaron de la jornada de trabajo referentes del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, INTA, Gobierno de Río Negro, Municipalidad de San Carlos de Bariloche, Sociedad Rural de Bariloche, Cooperativa Ganadera Indígena, Frigorífico Rio Negro, Mercado Municipal y Cámara Gastronómica de Bariloche.

El Programa Cordero Argentino entró en vigencia este año y prevé financiar -en el primer tramo de implementación y con fondos de la Ley Ovina-, campañas de comunicación y capacitaciones dirigidas a consumidores y operarios, la confección de un nomenclador y catálogo de los distintos cortes de carne, y la participación en los principales eventos y ferias gastronómicas del país.