RA-0, el reactor escuela cordobés que forma especialistas de toda Latinoamérica

Funciona en la Universidad Nacional de Córdoba, donde capacita alumnos de carreras de ingeniería así como estudiantes secundarios. También se realizan clases a distancia para operadores de la Central Nuclear Embalse y profesionales de la región.


Decenas de alumnos se reúnen día a día a estudiar e intercambiar apuntes bajo el cálido patio de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y a metros de ahí tienen la posibilidad de aprender en un reactor nuclear de investigación y formación que pertenece a la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).

Se trata del RA-0, un reactor de investigación de “potencia cero”. En la jerga nuclear esto significa que trabaja normalmente a potencias muy bajas (del orden de 1 watt), por lo cual no necesita sistema de refrigeración, ya que el calor producido en el núcleo es muy poco.

Su baja potencia, no obstante, no es un impedimento para aprovechar las radiaciones que se producen dentro del reactor como una poderosa herramienta para investigar, desarrollar instrumentación y, fundamentalmente, para capacitar alumnos universitarios y secundarios, así como para entrenar a operadores de centrales y otras instalaciones nucleares.

La extensa oferta académica del RA-0 incluye cursos, talleres y capacitaciones en física de reactores, y seguridad radiológica y nuclear para distintas instalaciones. Principalmente, se realizan allí prácticas profesionales supervisadas para alumnos de distintas carreras de Ingeniería de la Universidad Nacional de Córdoba.

A nivel de postgrado, se brindan cursos que otorgan puntajes y algunos estudiantes eligen hacer allí sus tesis de maestrías y de doctorado. En el RA-0 también se reciben alumnos de escuelas técnicas de la provincia, quienes pueden realizar sus prácticas profesionalizantes. Estas actividades duran entre uno y dos meses en los cuales los jóvenes deben realizar algún desarrollo tecnológico que luego puede ser aprovechado en el reactor.

Por otro lado, el RA-0 posee un importante programa de capacitación y entrenamiento para los operadores de las centrales nucleares Atucha y, fundamentalmente, Embalse por la proximidad a esta instalación.

Otro de los objetivos de este reactor escuela es fortalecer la capacitación a nivel regional. Actualmente, se está enseñando a profesionales del reactor RP-10 del Instituto Peruano de Energía Nuclear, a través de la Red Latinoamericana para la Educación y la Capacitación en Tecnología Nuclear (LANENT) y de un proyecto conjunto con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). Generalmente, este tipo de capacitaciones son semipresenciales y ayudan a los especialistas extranjeros a conseguir sus licencias de operación o de oficial de radioprotección, o bien contribuyen con su entrenamiento.

Para completar la oferta académica de este reactor escuela, periódicamente se llevan a cabo en el RA-0 actividades de divulgación sobre la tecnología nuclear y se organizan visitas para alumnos y docentes de nivel medio o superior.

Instrumental de punta

Otra importante función de este reactor es el desarrollo de instrumentación. Por ejemplo, se realizó un sistema de adquisición de datos que fue posteriormente implementado en dos reactores de investigación de Argentina y en uno de Chile.

También se desarrolló un reactímetro digital en colaboración con el Grupo de Física de Reactores del Centro Atómico Constituyentes de la CNEA, y se implementó un reactímetro digital en arranque, siendo el RA-0 el único reactor que cuenta con un instrumento de este tipo en el país.

Características técnicas

El núcleo del reactor RA-0 tiene una geometría de corona circular formada por dos tanques concéntricos y separables de aluminio anodizado. Allí dentro se alojan los elementos combustibles, que son de uranio enriquecido al 20%, y el agua desmineralizada, que se utiliza como moderador. Al ser un reactor de muy baja potencia, no se requiere refrigerante y el quemado de los combustibles es prácticamente nulo, por lo cual no es necesario su recambio.

A futuro, se planea realizar un proceso de actualización de la totalidad de la instrumentación del reactor. Para ello, se cambiarán canales de arranque, canales de marcha, canales de monitoreo de área, sistemas de control y sistemas de seguridad.

Más información: https://youtu.be/5LP8LDUPMHY