Presentamos ante la Mesa Interministerial de Cuidados una serie de estudios sobre el impacto del COVID-19

Esta tarde, durante la reunión de la Mesa Interministerial de Políticas de Cuidados, presentamos junto con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) los estudios sobre el impacto del COVID-19 en la organización del cuidado. Las investigaciones se realizaron tanto para registrar cómo, en el marco de la pandemia, la sobrecarga de las tareas de cuidados recayeron especialmente sobre las mujeres, así como también para contribuir a pensar acciones estatales que busquen construir políticas y salidas de la crisis sanitaria y económica más igualitarias.


En el encuentro adelantamos los principales resultados de los estudios que se realizaron entre los meses de abril y septiembre y que abordaron la incidencia del aislamiento social hacia el interior de los hogares, los centros comunitarios y barrios populares; así como el crecimiento en la demanda educativa durante la suspensión de la escolaridad presencial; la transformación del ámbito laboral a partir del teletrabajo y el rol de las trabajadoras de casas particulares, centros de cuidado infantil y comedores, entre otros.

Durante la bienvenida, Cecilia Merchán, secretaria de Políticas de Igualdad y Diversidad, destacó que mientras las actividades económicas formales se detuvieron, las tareas de cuidado crecieron. Fueron tareas esenciales que continuaron realizándose y además se incrementaron. Lo que evidenció su lugar central en la economía y su importancia en la contención de la pandemia”, reconoció.

Luego, la secretaria enunció las líneas de acción que desarrollamos con el objetivo de crear un Sistema Integral de Cuidados con perspectiva de género en nuestro país. Al respecto dijo que “además de la Mesa Interministerial, el Mapeo Federal de Cuidados, la Campaña Cuidar en Igualdad y la creación de la Comisión Redactora de un anteproyecto de ley para crear el Sistema Integral de Cuidados sumamos estos estudios que son fundamentales para enraizar todas estas acciones que llevamos adelante de acuerdo a esta realidad que nos atraviesa”.

Por su parte, Martin Abeles, director de la oficina de la CEPAL en Buenos Aires, adelantó que los resultados serán publicados aproximadamente en dos semanas. Respecto al contenido señaló: “son trabajos originales que tratan de captar cómo el COVID impactó en particular al trabajo de las mujeres en las distintas situaciones y estratos económicos, tanto adentro como afuera del hogar”.

El representante adjunto de PNUD Argentina, Valentín González León, expresó que “para alcanzar los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible hay que lograr primero una igualdad de género plena”.

La concentración del trabajo doméstico y de cuidado en las mujeres durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio y la manera en que afecta su bienestar la sobrecarga de estas tareas; las tensiones para combinar trabajo remunerado y cuidado ante el aumento de la demanda de estas tareas; la manera en que afectó los tiempos y espacios para el cuidado personal la intensificación de los tiempos dedicados al cuidado de la casa, como el cuidado de la salud y de las y los niños; las condiciones de las madres frente a la exigencia escolar y las expectativas diferenciales de las mujeres sobre la escolaridad en la situación actual y la falta de identificación de obstáculos y desafíos que presentan los cuidados a la hora de establecer regulaciones sobre el teletrabajo fueron algunos de los ejes de los trabajos que presentaron los autores y autoras de los estudios en el encuentro.

Pensar en la contención, la reactivación y los pasos necesarios para construir sistemas integrales de cuidados en la región que sean desfeminizados, democráticos y desmercantilizados, fue una de las recomendaciones expuestas ante la Mesa Interministerial.

Natalia Mainoldi, directora nacional del Consejo Cosultivo de Políticas Sociales resaltó entre las medidas preventivas implementadas durante la pandemia los protocolos especiales para comedores comunitarios y la capacitación de las personas a cargo de los mismos, en su mayoría mujeres.La concepción de este gobierno es que haya presencia estatal en el territorio para intervenir en los núcleos más duros de pobreza, que hoy se ven agravados por el COVID-19”, explicó.