Participamos de la celebración de los 70 años del Hospital Materno Infantil Ana Goitia de Avellaneda

Esta mañana, la ministra Elizabeth Gómez Alcorta y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, visitaron el Hospital Materno Infantil Ana Goitia de Avellaneda. Junto a las diputadas de la Nación, Cristina Álvarez Rodríguez y Magdalena Sierra, recorrieron las áreas de parto y neonatología, considerados servicios pioneros en la atención integral de cuidados materno infantiles.


Luego del acto de conmemoración de los 70 años de existencia del hospital, y tras mantener una reunión con las autoridades y un grupo de trabajadorxs, Gómez Alcorta felicitó a las autoridades y a lxs trabajadorxs por la historia y el trabajo de cuidado y atención de quienes llevan adelante día a día. Esta hermosa institución muestra cómo el Estado está presente y eso implica necesariamente una posición política y ética de qué tipo de Estado queremos y sostenemos todos los días”.

Luego, la ministra señaló: “sabemos que el Estado además de las políticas, lo construyen los trabajadores y trabajadoras. A todos y todas los que hacen posible que el Estado esté acompañando a cada madre en el momento de su parto y sobre todo a cada niño y niña que nace, en especial a los que nacen en una situación de mayor vulnerabilidad, mi enorme agradecimiento y reconocimiento”. Además de subrayar la trayectoria, dedicación y empeño de cada trabajadorx, los definió como escuela: “Se han hecho maestras y maestros de ese acompañar porque son escuela de los que aprenden de ustedes. Acá hay comunidad y eso nos llena de orgullo”, sostuvo.

En ese contexto, Santiago Cafiero agradeció a todxs lxs presentes. También recordó a su abuela, Ana Goitia, en cuyo homenaje este hospital lleva su nombre desde 1994. Y especialmente destacó a Ana Cafiero, que es presidenta del Consejo de Administración del hospital. “Todos fuimos atraídos por el empuje, sensibilidad y magnetismo de Ani. Siempre junta partes, salta burocracias, allana los caminos y resuelve los problemas cotidianos”, resaltó de su tía, quien además es integrante del nuestro Consejo Asesor ad honorem.

Por su parte, la diputada nacional, Magdalena Sierra afirmó: “Esos hijos deseados tienen en este hospital un lugar de contención. Esas madres y bebés tienen todas las posibilidades de desarrollo, aun cuando hubo épocas difíciles para la salud pública; pero acá hay guerreras que sostienen”.

Ana Cafiero expresó que “en nuestro hospital tratamos de brindar la mejor salud pública a las mujeres, a las mamás y a los bebés con un equipo de más de 300 trabajadores que continuamente se capacitan”. También señaló que el concepto de Salud Pública excede al ámbito hospitalario: “Sabemos que la salud no se logra solo adentro del hospital, somos una institución de puertas abiertas. El trabajo es con las bases, seguimos los mismos valores de Evita que inauguró este hospital y del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, faro de definición de trabajo comunitario para elaborar políticas públicas que promuevan la equidad, igualdad y no discriminación.

Por último, Adriana Mosquera, directora asociada del hospital, definió la esencia de la institución: “Nacer bien es estar acompañado desde el embarazo con controles, seguimiento, apoyo psicológico y respuesta ante alguna necesidad social. Que esa mamá esté acompañada por el personal de salud, pero también por su familia. Es un orgullo contar con el servicio de neonatología que respeta derechos y trabaja mucho por sacar adelante a los bebitos que necesitan una atención especial.

El Hospital Materno Infantil Ana Goitia abrió sus puertas el 19 de noviembre de 1950. Se calcula que nacieron hasta ahora alrededor de 158.000 bebés. Su servicio de neonatología es referente en esta especialidad de atención y centro de derivación de lxs recién nacidxs más críticos en la provincia de Buenos Aires. Cuenta con una residencia para madres cuyos bebés deben recibir cuidados de neonatología, un departamento especializado en embarazo adolescente y otro de psicología perinatal, es pionero y referente de ese servicio integral para esta etapa fundamental de la vida.