Lanzamiento de la licitación de obras para restaurar la Casa del Puente de Mar del Plata


La Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos, Secretaría de Gobierno de Cultura, junto a la Secretaría de Planificación Territorial y Coordinación de Obra Pública, Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, anunciaron el lanzamiento de la licitación para la primera etapa de la restauración de la Casa del Puente en Mar del Plata. “El Ministerio del Interior destinará 20 millones de pesos para restaurar la emblemática Casa del Puente de Mar del Plata, un ícono de la arquitectura moderna, también llamada Casa sobre el Arroyo. Es una obra de vanguardia emplazada sobre un lugar de ensueño, que atrae a cientos turistas y arquitectos de todo el mundo”, destacó Fernando Álvarez de Celis, Secretario de Planificación Territorial.





“Estos trabajos no sólo servirán para recuperar la integridad de un bien cultural de gran valor patrimonial, sino que también brindarán la posibilidad de compartir entre especialistas en preservación la experiencia de restaurar de una joya de la arquitectura moderna”, señaló Teresa de Anchorena, Presidenta de la Comisión Nacional de Monumentos.





La casa ubicada en Quintana 3998 fue concebida como casa de veraneo para el compositor Alberto Williams, padre del arquitecto. Fue construida por Amancio Williams y Delfina Gálvez de Williams entre 1943 y 1946, quienes la proyectaron y diseñaron íntegramente sus interiores, respetando la naturaleza, sin cortar un solo árbol del amplio predio. La vivienda se ubica directamente sobre un arco de hormigón que une ambas márgenes del arroyo que le da su nombre.
El edificio fue vendido por sus dueños originales en 1968 y adquirido por LU9 Emisora Mar del Plata, que la cuidó y restauró. En 1977 el gobierno militar canceló la licencia de la radio. En el año 2001 el edificio fue objeto de varios actos de vandalismo y luego dañada por un incendio de grandes proporciones. En 2004 la Municipalidad de General Pueyrredón alquiló la casa y en 2014 la compró y realizó obras para estabilizarla y protegerla luego del siniestro.





Será necesario realizar una limpieza de su fachadas y estructura de hormigón armado, restaurar pisos y revestimientos, modernizar el sistema eléctrico y las cañerías, y restituir todo aquello de gran valor patrimonial que se perdió en el incendio, entre otras obras necesarias que incluye el proyecto.
Ya en el momento de su inauguración, al final de la Segunda Guerra Mundial cuando poco se construía en el mundo, la casa fue publicada en revistas especializadas y vista como un provocador ensayo de la vanguardia. Con el paso de los años, pasó a ser ícono de la arquitectura argentina, referencia internacional de la vanguardia moderna y se transformó en sujeto de estudio para especialistas, de difusión pedagógica en ámbitos académicos y en sitio de peregrinación para arquitectos y diseñadores. Por ello fue declarada Monumento Histórico Artístico Nacional por Decreto 262 del 20 de marzo de 1997, adquiriendo así el máximo rango patrimonial de la Argentina.





En los últimos años se pusieron en marcha investigaciones y estudios para preparar este proyecto de restauración y puesta en valor con la intención de que fuera integral y riguroso. De ahí que se tomara como base de la consulta toda la documentación original del edificio facilitada por el Archivo Williams, al tiempo que el proyecto refleja el trabajo conjunto de equipos técnicos de la Comisión Nacional de Monumentos, de y de la Secretaría de Planificación Territorial y Coordinación de Obra Pública del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda con la colaboración de diversos profesionales y especialistas en arquitectura moderna y restauración.
La casa es hoy el Museo Casa sobre el Arroyo y puede visitarse de lunes a sábados, de 9 a 13, con entrada gratuita.