Homenaje de la Comisión Nacional de Monumentos al arquitecto Mario J. Buschiazzo: Un patriota que ayudó a construir nuestro país.

Por: Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos.


El arquitecto Mario Buschiazzo descendientes de inmigrantes italianos como tantos otros argentinos, desarrolló en su vida la búsqueda de nuestras raíces argentinas y americanas consecuencia de esa “mixtura” entre las antiguas culturas americanas y las nuevas traídas por el español, que resultaron en nuestra cultura criolla, que no es sólo aborigen, ni europea es simplemente la nuestra.
Su obra fue múltiple, rescatando desde el olvido y la desvalorización, un patrimonio artístico y arquitectónico que iba siendo desaparecido frente a la ignorancia de muchos, Fue clave la relación con la Comisión Nacional de Monumentos y con su presidente Ricardo Levene. La Comisión era una institución que con una base histórica necesitaba, para legitimar sus propuestas de las materializaciones tangibles. Buschiazzo con su formación histórica y arquitectónica la hizo realidad, su visión del rescate del patrimonio no quedaba solamente en la restauración, sino fundamentalmente en la puesta en valor de las razones de ser para nuestra memoria. Cuando puso en valor el Cabildo de Buenos Aires, no se amilanó con las pérdidas irrecuperables, sino que a partir de lo posible dio forma a un mensaje trascendente para nuestra memoria nacional. El patrimonio nacional y su herramienta de conservación la Comisión Nacional de Monumentos deben mucho a la labor de Buschiazzo, pero fundamentalmente a su espíritu realista pero riguroso que superaba las dificultades
Como investigador y patrimonialista era integrador y generoso con sus conocimientos como queda reflejado en los ANALES y sus numerosos libros y artículos. Un aspecto fundamental de su misión fue la formación de investigadores, arquitectos patrimonialistas y docentes, un medio clave fue la cátedra y la organización del Instituto de Arte Americano e Investigaciones Estéticas, (1946) en el marco de la Facultad de Arquitectura (UBA). En él se formaron gran parte de nuestros patrimonialistas que luego se multiplicaron y perfeccionaron. Buschiazzo como un árbol que se nutre de nuestras raíces ayudó a crecer las múltiples ramas que sostendrán el PATRIMONIO NACIONAL.
Pasó medio siglo desde la desaparición de Mario Buschiazzo sin embargo su obra tiene la trascendencia de estar vigente como herramienta para nuestra identidad y memoria.
Con ese mismo espíritu, hoy hubiera celebrado la iniciativa de jerarquizar y agrandar el espacio del Museo del Cabildo, el más visitado del país, en la que se conserva y consolida el espacio simbólico del Cabildo y se movilizan a otros espacios las funciones operativas.
El cuerpo colegiado de la Comisión Nacional de Monumentos comparte unánimemente estos valores, aprobando y colaborando en este cambio en función de un mejor servicio a la sociedad destinataria de nuestra labor.
El traslado de su sede a la Casa de la Cultura en Alvear y Rodríguez Peña, antiguo Palacio Casey, en las áreas donde funcionaron desde 1960 los despachos del Ministro de Cultura, no va en desmedro de su misión son que permite ampliarla para responder a los nuevos tiempos, tener un mejor espacio para crecer, actualizar su patrimonio y desarrollar sus actividades.

Teresa Anchorena, Presidenta; Alberto Petrina, Vicepresidente; Laura Weber, Vocal secretaria;
Dolores Elkin, Alicia de Arteaga, Carlos Moreno, Fabio Grementieri, Mario Lazarovich, Gabriel Romero, Juan Vacas, Vocales.