EL SECTOR PÚBLICO NACIONAL ACUMULA UN SUPERÁVIT PRIMARIO DE $ 25.000 MILLONES EN LOS PRIMEROS ONCE MESES DEL AÑO


  • Argentina tuvo en noviembre un déficit fiscal primario de $ 6.397 millones, que implica una mejora de $ 27.373 millones frente al rojo primario de $ 33.770 millones de igual mes de 2018.

  • Entre enero y noviembre el superávit primario acumulado alcanza $ 25.022 millones, lo que representa 0,1% del PBI, mejorando en 1,5 p.p. en relación al déficit de 1,4 p.p. del PBI en igual período de 2018.

  • El resultado primario acumulado a noviembre se ubica en línea con aquellos años en los que se alcanzó el equilibrio fiscal.

  • En noviembre los ingresos totales crecieron 18 p.p. por encima de los gastos primarios (58% contra 40%). Ya son 29 meses consecutivos con ingresos creciendo más que gastos primarios. En el año el diferencial de crecimiento entre recursos y gastos asciende a 13 p.p.

    • Los recursos tributarios en noviembre crecieron 58% i.a., lo que implica el mayor crecimiento (nominal y real) del año. En los primeros 11 meses, los recursos tributarios aumentaron 46,5% i.a., 5 puntos por debajo de la inflación, debido a la dinámica de la recaudación y al mayor crecimiento relativo de las transferencias automáticas a provincias (+49,1% i.a.).

    • En noviembre los recursos no tributarios y de capital (+58% i.a.) crecieron en línea con los tributarios.

  • Los gastos primarios crecieron 40,3% i.a. en noviembre, que en términos reales implica una caída de más de 7 p.p. De esta forma, los gastos primarios encadenan 24 meses consecutivos de caída real y más de 10% i.a. en los primeros once meses, reforzando que la mayor parte del esfuerzo fiscal viene de la contención de los gastos.

    • Las jubilaciones, pensiones y asignaciones mostraron una suba de 55% i.a., principalmente por el ajuste en los haberes que dispone la Ley de Movilidad. La asignación universal mostró un crecimiento superior al resto debido a la decisión de otorgar un incremento de 46% en marzo a cuenta de la movilidad del año.

    • Los gastos de operación crecieron 26% i.a., donde el gasto en salarios mostró un alza de 31% i.a. y las erogaciones en bienes y servicios un 11% i.a. Por su parte, las transferencias a Universidades aumentaron 27% i.a. Las transferencias a Provincias aumentaron 160% i.a.

    • El resto del gasto corriente mostró un alza de 13% i.a., principalmente por la contención en el gasto en subsidios.

    • Los gastos de capital alcanzaron $ 19.000 millones (5% por debajo del promedio mensual de 2019) y crecieron 4% i.a.

  • Es la primera vez desde 2010 que el sector público nacional no financiero tiene superávit primario en los primeros once meses del año.

  • El equilibrio fiscal es clave para el desarrollo sostenible: el desequilibrio fiscal crónico nos llevó a altos impuestos y altas tasas de interés que dificultan la inversión y nos hicieron vulnerables a shocks externos.

  • Con un fisco equilibrado, podremos reducir la deuda, facilitar la lucha contra la inflación, reducir la tasa de interés y permitir un aumento de la inversión y del crecimiento.

  • Venimos bajando el déficit y el gasto de manera sostenida. Cuando cierre 2019, habremos bajado el gasto en casi 6 puntos del PBI en cuatro años, algo sin precedentes.

  • El déficit financiero se mantuvo nominalmente estable en noviembre contra noviembre de 2018, lo que implicó una reducción de 33% i.a. términos reales.

  • En los primeros once meses del año, el déficit financiero alcanzó 2,7% del PBI, reduciéndose en 0,9 p.p. en relación a igual período de 2018.

  • En función de la proyección actual de recaudación tributaria del mes de diciembre, y el programa de pagos establecido, estimamos que en 2019 el sector público no financiero tendrá un déficit primario de en torno de $ 93.000 millones (0,4% PBI).