El Gobierno estableció beneficios para la integración local de motos

El ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, anunció hoy la firma del decreto que exime de aranceles a las motos incompletas que serán integradas localmente, con el objetivo de consolidar el ensamble de unidades en el país y la creación de empleo de calidad asociado a la producción local de partes.


El ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, anunció hoy la firma del decreto que exime de aranceles a las motos incompletas que serán integradas localmente, con el objetivo de consolidar el ensamble de unidades en el país y la creación de empleo de calidad asociado a la producción local de partes.

Participaron del anuncio directivos de la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (Cafam); la Cámara Argentina de la Motocicleta (CAM); la Cámara de la Industria de Motovehículos, Bicicletas, Rodados, Motopartes y Bicipartes argentinas (Cimbra); la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra) y la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC).

“Con esta medida buscamos fortalecer el ensamble e incentivar progresivamente la integración local, sin aumentar los precios y creando puestos de trabajo en un sector que tiene mucho potencial para crecer”, sostuvo Sica.

El objetivo es pasar del 8% actual de motos con integración a un 30% para fines de 2019, y avanzar para lograr el 60% en 2023. La meta también es impulsar la creación de empleo asociado a la fabricación de partes: ir de los 180 actuales a 600 para fines de este año, y llegar a duplicar esa cifra en 2023. Además de alentar las inversiones asociadas al ensamble y la localización de partes.

Se trata de un esquema arancelario progresivo, estructurado por cilindrada, que apunta a favorecer el ensamble local de las gamas baja y media, gravando con una alícuota superior a las motos de estas gamas que vengan completas y terminadas desde el exterior (CBU), y una alícuota inferior para las motos desarmadas (CKD), con una discriminación a favor aún mayor para las incompletas (IKD) que vayan a integrarse con partes locales.

A través de este decreto, se establece que las motos incompletas (IKD) tendrán un 0% de arancel, alcanzando entonces un diferencial de 20 puntos entre IKD y CKD. Por otra parte, el actual diferencial de 25 puntos entre CKD y CBU de hasta 500cc. se reducirá a 15 puntos en el transcurso del año.

El plan de trabajo que se viene desarrollando el sector tiene como objetivo la convivencia de diversos modelos de negocio de agregación de valor en los segmentos de mayor escala productiva y garantizar una oferta completa en los segmentos más exclusivos de mercado, previniendo en todos los casos precios competitivos para el consumidor.

Esta medida se inscribe en el acuerdo firmado en mayo de 2017 entre el Gobierno, empresas y sindicatos por la producción y el empleo en el sector de motos. Actualmente, la mesa sectorial de motos constituída a partir de la firma del acuerdo, de la que participan los principales actores del ámbito público y privado, tiene en agenda el desarrollo de proveedores competitivos y de calidad, la promoción de nuevas modalidades de motorización (motos eléctricas) y la ampliación de la participación del sector en mercados externos.

Sobre el mercado de motos

Se patentaron 583 mil unidades en 2018 (se proyectan 450 mil para este año). El mercado local es el tercero en Sudamérica en tamaño, seguido de Brasil (1.2 millones) y Colombia (600.000). El mercado europeo más grande, el de Francia, es de 250 mil unidades anuales.

El 90% del mercado corresponde a unidades ensambladas a partir de CKD (que implican 3 mil puestos de trabajo directo y más de 7 mil empleos en concesionarios e indirectos).

Actualmente cinco terminales concentran el 80% de la producción: Honda, Corven, Zanella, Motomel y Yamaha.

Sólo Honda integra partes locales actualmente (3 modelos: Titán CG150, Tornado XR250 y Wave 110).

En 2018 se exportaron 2.5 millones de dólares, un 55% a América Central y el Caribe y un 30% a Sudamérica.