Certificación de estándares de calidad en Comodoro Py


A través del Programa de Gestión de Calidad del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, 167 dependencias judiciales federales y provinciales ingresaron al proceso de certificación de estándares internacionales de calidad de la norma ISO9001 del Instituto Argentino de Normalización y Estandarización (IRAM).

Como resultado de este proceso, se destaca el incremento de la celeridad en los plazos de los trámites, el uso del sistema informático de administración de expedientes, la capacitación en liderazgo y la atención al público.

En esta línea, hoy se realizó la entrega del certificado ISO 9001 al Juzgado Criminal y Correccional Federal N° 2, a cargo de Sebastián Ramos, que certifica calidad en Mesa de Entrada, Despacho y Firma.

Con este, son cinco las dependencias judiciales que ya certificaron como la Sala 4 de la Cámara Federal de Casación Penal, la Cámara Nacional Electoral y los juzgados federales en lo Correccional y Criminal N° 4 y N° 8, mientras que próximamente lo hará el TOF N° 2.

El secretario de Justicia, Santiago Otamendi, destacó al encabezar la distinción que “el proceso de calidad en los juzgados, fiscalías y defensorías es prioritario porque beneficia a todas las personas que acuden a Tribunales para buscar solución a sus problemas legales. Buscamos que todos puedan tener una mejor atención”.

Por su parte, Ramos expresó: “Estoy orgulloso del compromiso personal de cada uno para brindar un servicio de Justicia de mejor calidad, para que sea más igualitario y transparente para poder brindar cada día un mejor servicio de la gente”.

Estuvieron presentes los jueces federales Marcelo Martínez de Giorgi y Sebastián Casanello; el presidente del TOF 2, Jorge Gorini, el presidente de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, Martín Irurzun, y la directora del Programa de Gestión de Calidad, Sandra Dosch.

El Programa de Gestión de Calidad de la Secretaría de Justicia tiene como objetivo promover el acercamiento y el acceso de la justicia a la sociedad, la optimización en el equipamiento e infraestructura interna y externa y la implementación de un sistema de gestión por fueros y por procesos. También busca lograr la estandarización de los requisitos mínimos para la recepción y retiro de los expedientes mediante check lists, la reducción de plazos para proveer escritos, y generar y firmar cédulas en tiempo y forma.

Durante el trabajo realizado en 2017 se logró reducir en un 15% los tiempos procesales, se aumentó un 20% los ingresos de sumarios digitalizados y disminuyó a la mitad la demora en los ingresos y egresos de documentación en los juzgados. Estas herramientas generaron una satisfacción del usuario por calidad y servicio que superó el 80%.

El próximo 3 de diciembre el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, encabezará la entrega del Premio Nacional a la Calidad en la Justicia 2018, que tiene como objetivo instrumentar herramientas que mejoren la gestión judicial y promover el desarrollo de buenas prácticas enfocadas a generar un servicio de calidad al ciudadano.

El premio distingue tres categorías de acuerdo con el nivel de implementación de estos sistemas de gestión de calidad, propone estimular la competitividad de las organizaciones judiciales y la agilización de los tiempos procesales y de atención al ciudadano.