Presidencia de la Nación

CEPAL: los países de la región acordaron seguir impulsando la sociedad del cuidado

El miércoles 11 y jueves 12 de octubre se realizó la 65° reunión de la Mesa Directiva de la Conferencia Regional de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en Santiago de Chile. Es el órgano directivo del principal foro intergubernamental sobre los derechos de las mujeres y la igualdad de género en la región.


La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Ayelén Mazzina, encabezó, en calidad de presidenta, la 65° reunión de la Mesa Directiva del principal foro intergubernamental sobre los derechos de las mujeres y la igualdad de género en la región, dependiente de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

La Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe es el órgano subsidiario de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Mesa Directiva actúa como enlace entre los Gobiernos y la Secretaría de la CEPAL. De esta manera, sesiona entre las Conferencias Regionales como mecanismo de acción permanente. En virtud de ello, la desarrollada en Chile es la sexagésimo quinta reunión de la Mesa Directiva desde 1978.

El encuentro, que se realizó en Chile el 11 y 12 de octubre bajo una modalidad mixta presencial-virtual, fue el segundo que presidió Argentina y formó parte de una instancia preparatoria para la próxima conferencia regional en México.

Las delegaciones de los 15 países que integran la Mesa debatieron en torno los temas centrales -cuidados, financiamiento e institucionalidad de género- y, como resultado, aprobaron dos documentos. En el primero se definió que en la conferencia de 2025 se abordará la temática de la sociedad del cuidado desde la gobernanza y el financiamiento.

En este sentido, cabe recordar que durante el último encuentro -realizado en noviembre de 2022 en Argentina- se aprobó el Compromiso de Buenos Aires a través del que los países de la región se comprometieron a transitar hacia un nuevo camino de desarrollo: la sociedad del cuidado. En este sentido, se reconoció “el cuidado como un derecho de las personas a cuidar, a ser cuidadas y a ejercer el autocuidado sobre la base de los principios de igualdad, universalidad y corresponsabilidad social y de género y, por lo tanto, como una responsabilidad que debe ser compartida por las personas de todos los sectores de la sociedad, las familias, las comunidades, las empresas y el Estado”.

“Espero que podamos darle continuidad al gran Compromiso de Buenos Aires. Los cuidados en el centro de la escena son un horizonte no sólo necesario para el desarrollo sostenible con igualdad de género sino también posible. Cuando hay voluntad de los Gobiernos y hay acuerdos multisectoriales, se puede y la región avanza”, planteó Mazzina.

Asimismo, llamó a avanzar hacia una Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe en México, desarrollando sistemas integrales de cuidados que involucren el compromiso articulado del Estado, el sector privado, las familias, las organizaciones; y potenciando los acuerdos establecidos desde la gobernanza, fortaleciendo la institucionalidad.

“No podemos pensar en cambios estructurales sin compromiso y no podemos hablar de compromiso sin recursos y estructura: es aquí donde considero que trabajar en la institucionalidad de género como una herramienta clave de gobernanza debe tener un lugar central en la próxima Conferencia Regional”, sostuvo.

Posicionamiento regional hacia la CSW 68°

El segundo documento fue el resultado de la sesión especial de la consulta regional previa al 68° periodo de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW, por sus siglas en inglés) que se celebrará en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, del 11 al 22 de marzo de 2024. Su tema prioritario será la aceleración en la consecución de la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas mediante la adopción de medidas contra la pobreza. En este sentido, se trabajó respecto del fortalecimiento de las instituciones y el financiamiento con perspectiva de género.

“Es clave potenciar la creación de áreas y ministerios y poner el foco en el financiamiento. En este sentido, los presupuestos públicos con perspectiva de género y diversidad son instrumentos clave para hacer frente a la desigualdad, mediante la redistribución y con transparencia”, indicó Mazzina.

La declaración ministerial sostiene, entre otros puntos, reafirmar el compromiso de tomar todas las medidas necesarias para acelerar la efectiva implementación de la Agenda Regional de Género y de los compromisos internacionales en la temática.

"Defender nuestras democracias es defender la igualdad, la diversidad y la pluralidad de nuestros territorios. Seguiremos avanzando, como lo venimos haciendo hasta ahora, con más cooperación, con más red y convicción hacia el desarrollo sostenible de nuestros países, con perspectiva de género y diversidad", concluyó la ministra argentina.

Por otra parte, se informó sobre la iniciativa de promover un pacto birregional por los cuidados entre América Latina, el Caribe y la Unión Europea con el objetivo de promover la cooperación en materia de políticas públicas y sistemas integrales de cuidado con perspectiva de género entre los países de ambas regiones.

Por el MMGyD acompañó a la ministra el subsecretario de Gestión Administrativa, Mauro Ceratto; y el director general de Relaciones Institucionales, Sebastián Chiesa. Estuvieron junto a la ministra durante la inauguración del evento el director de la División de Desarrollo Económico de la CEPAL, Daniel Titelman; y la directora regional para las Américas y el Caribe de ONU Mujeres, María-Noel Vaeza.

Scroll hacia arriba