Símbolos provinciales cordobeses


Bandera de Córdoba

En el marco de los festejos del Bicentenario de la Revolución de Mayo y fruto de un concurso que buscaba plasmar en una enseña la identidad provincial, el diseño pertenece al Instituto Argentino de Ceremonial y Relaciones Públicas INARCE de Córdoba Capital y la autoría a Cristian Baquero Lazcano.


La insignia, adoptada oficialmente el 16 de diciembre de 2010, presenta tres bandas verticales proporcionales: roja a la izquierda, blanca al medio y azul-celeste a la derecha.

El rojo representa la sangre derramada en nuestras luchas emancipadoras, pero es también divisa del federalismo.

El azul-celeste recuerda nuestra participación en las guerras de la Independencia y nuestra contribución a la emancipación nacional. Asimismo, representa los espejos de agua como recursos hídricos de nuestro territorio.

El blanco evoca la bandera nacional y su ubicación central da cuenta de la posición de nuestra provincia como centro geográfico y estratégico de la Argentina. Igualmente simboliza la convivencia de nuestro pueblo que se nutrió de numerosas corrientes inmigratorias.

La silueta del sol jesuita con sus 32 rayos (16 rectos y 16 ondulados, en forma alterna) rememoran el sol inca y el sol de Mayo de la bandera nacional, al tiempo que expresan el legado de la Orden religiosa en lo político, social, cultural y educativo, que constituye un acervo patrimonial reconocido por la UNESCO.

Escudo de Córdoba

Deriva del creado durante la fundación de la ciudad por Jerónimo Luis de Cabrera en 1573 y habría sido obra del escribano Francisco de Torres, miembro de la expedición que acompañaba al conquistador.


Tras la Revolución de Mayo tuvo algunas leves modificaciones, principalmente en las banderas: las coloniales hispanas fueron reemplazadas por las federales y posteriormente por argentinas.

La silueta experimentó también algunas variaciones, aunque transitorias, según testimonian documentos e ilustraciones oficiales de fines del siglo XIX e inicios del XX, en los que aparece de forma elíptica y hasta con laureles como el Escudo Nacional.

Por decreto del 24 de julio de 1925, el Gobernador Dr. Ramón J. Cárcano restableció para la provincia sus formas casi originales (silueta acorazonada o en coselete) y el torreón rematando en tres almenas con banderas argentinas.

Se trata del más antiguo escudo jurisdiccional hoy vigente en la Argentina.