Definir el usuario


¿Cómo definimos el perfil del público?

Un contenido puede estar dirigido al público general o a un grupo que tiene características específicas:

  • misma franja de edad;
  • similar nivel de escolaridad;
  • misma región geográfica;
  • saber técnico o especializado en común.

Imaginemos, por ejemplo, algunos de los públicos interesados en políticas de salud:

  • profesionales y trabajadores de la salud:
    • médicos;
    • psicólogos;
    • enfermeros.
  • gestores de servicios de salud:
    • obras sociales;
    • empresas de medicina prepaga.
  • usuarios de servicios de salud:
    • de obras sociales;
    • de empresas de medicina prepaga;
    • personas sin cobertura;
    • destinatarios de un programa.
  • un grupo aún más específico dentro de los grupos antes mencionados:
    • médicos y enfermeros de hospitales públicos;
    • obras sociales para monotributistas.
En síntesis, podemos identificar tres tipos de público:
  • público general, al que debemos brindarle contenidos básicos escritos de manera simple;
  • un público específico, al que debemos brindarle contenidos que solo ellos necesitan, también redactados de manera simple;
  • un público especializado, que requiere información técnica y que también debemos redactar de manera clara para todos ellos.

De acuerdo con el tipo de público, podremos determinar el contenido que necesita y cómo contárselo.

Información clave y orden de los temas

Cuando el usuario entra a nuestro sitio, tiene que poder acceder a un pantallazo general de lo que va a encontrar en la página, a modo de orientación. Esto, teniendo en cuenta que el primer filtro que aplica es: “¿Estoy donde quiero/ necesito estar?”.

Tratemos de imaginar desde la perspectiva de cada público cuáles intereses tiene:

  • ¿qué necesito/quiero hacer?
  • ¿quién brinda lo que necesito?
  • ¿dónde puedo acceder a lo que necesito?
  • ¿cuándo?
  • ¿por qué tengo que hacerlo?
  • ¿cómo debo hacerlo?
  • ¿cuánto cuesta hacerlo?

Las respuestas deberían sugerirnos qué quiere leer un usuario en particular en la web y para hacer qué cosa. En base a eso, sabremos qué tenemos que redactar y en qué orden se lo debemos presentar en el texto.