Prevención


Para evitar daños o siniestros por fuga de gas, te recomendamos:

• Tené siempre a mano los teléfonos de los servicios de gas y de emergencia.

• Realizá un mantenimiento anual de la instalación de gas.

• Contratá siempre gasistas matriculados.

• Instalá artefactos de tiro balanceado (al menos en dormitorios).

• Asegurá el ingreso de aire mediante aberturas permanentes al exterior (rejillas).

• Usá cada artefacto como corresponde. Por ejemplo, no uses la cocina para calefaccionar un ambiente.

• No utilices mangueras de goma.

• Al ausentarse del hogar, cerrá la llave de paso.

• Contá con detectores de monóxido de carbono y gas, que puedan generar una alarma ante la presencia de los mismos.

Créditos: Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de la República Argentina