Presidencia de la Nación

Senasealo #14


¡Hola! Te damos la bienvenida a la edición #14 de Senasealo [el buscador de curiosidades del Senasa].
Hoy vamos a abordar dos temas: la chinche apestosa, una plaga cuarentenaria; y la esquila de ovejas.
Sumamos también algunas "pastillas" que esperamos que te gusten: un dato curioso sobre la chinche apestosa; y los resultados de la encuesta que hicimos sobre cuál es tu flor favorita.
Ahora sí, empecemos :)


Senasa: chinche apestosa

Chinche apestosa: (no sólo) por su olor la reconoceréis

A esta altura ya debés saberlo: los que hacemos Senasealo somos gente curiosa. Y una de las cosas que más nos divierten es buscar el origen de algunos términos que usamos cotidianamente (como la palabra vacuna, ¿te acordás?), casi siempre sin preguntarnos por qué. Hoy vamos a hablar sobre la chinche apestosa, una plaga cuarentenaria que hace poco fue noticia por encontrarse en un cargamento procedente de Europa, el cual se reembarcó a origen para asegurar que este dañino insecto siga estando ausente en la Argentina. Por aquí, estimadas chinches, no pasarán.

Rebusque etimológico
La palabra "chinche" es en realidad un préstamo en castellano que tiene su origen en el latín Cimex, utilizado para designar a un género de insectos. Este género comprende una enorme variedad de bichos de características similares. De hecho, la cantidad es tan grande que a veces por extensión llamamos familiarmente chinches a algunos insectos que técnicamente no pertenecen al género Cimex. Éste es el caso de la chinche apestosa o marmolada, cuyo nombre científico es Halyomorpha halys (ayudita: el primer término designa al género y el segundo a la especie).

¿Y por qué le decimos chinche si no es chinche? Bueno, probablemente porque los géneros Cimex y Halyomorpha comparten una categoría taxonómica superior: ambos pertenecen al orden de los hemípteros, es decir, los que poseen un aparato bucal chupador. Y si todavía no te perdiste, te tiramos un dato más: Halyomorpha forma parte de la familia de los pentatómidos, lo cual significa que sus antenas se dividen en cinco segmentos. Pero lo interesante no es eso, sino que los miembros de esta familia tienen en común otro desagradable rasgo y es su capacidad de emitir un líquido maloliente. Apestosa, te atrapamos.

Te busco para no encontrarte
Para armar esta nota consultamos a Verónica Juranovic, técnica de la Coordinación de Protección Vegetal del Centro Regional Metropolitano del Senasa y responsable del hallazgo de la plaga “escondida” entre unas maderas que llegaron en contenedor desde Italia a la terminal portuaria de Dock Sud, provincia de Buenos Aires.

Senasealo: —¿Hay lugares clave a la hora de revisar un cargamento procedente del exterior?
Verónica: — Sí. En inspecciones de madera en puerto, además de los propios recovecos de la mercadería importada y su embalaje, también se revisan detenidamente las esquinas internas y los pisos de los contenedores.
S: — Y dejame adivinar: ¿detectaron la chinche por el olor?
V: — No, no (se ríe). Si bien expele un olor muy fuerte cuando se siente amenazada, apareció en una inspección visual de rutina, sin necesidad de utilizar lupa ni aparatos de aumento porque se trata de un insecto relativamente grande. Los adultos llegan a medir casi dos centímetros de largo.
S: —¿Cómo fue el proceso de captura?
V: — En las inspecciones siempre tengo recipientes para enviar al laboratorio en caso de que encuentre insectos. Como conviene que el ejemplar llegue vivo, hay que atraparlo con cuidado para no lastimarlo. La chinche tenía gran movilidad, así que, con mucha paciencia, la fui conduciendo hasta que por fin entró en el receptáculo. Inmediatamente después el contenedor volvió a cerrarse y quedó intervenido en zona aduanera a la espera de los resultados.

Una vez que el laboratorio del Senasa confirmó que el hallazgo correspondía a Halyomorpha halys, la mercadería fue remitida inmediatamente al lugar de origen, es decir que se evitó que entrara en nuestro país. En ese sentido, está bueno hacer énfasis en la importancia de la inspección en puntos de ingreso porque justamente la chinche apestosa es capaz de viajar grandes distancias a bordo de medios de transporte u ocultas en muebles, equipajes y otros artículos que se trasladan de un lugar a otro.

Olorosas... y muy dañinas
En los países donde están presentes, estos insectos son una verdadera molestia para los humanos porque en invierno forman grandes colonias que se refugian en casas y todo tipo de construcciones. Además, como buena hemíptera, dijimos que la chinche apestosa chupa. Se posa sobre las plantas y succiona. Puede alimentarse de yemas, hojas, flores, frutos y troncos. El daño que ocasiona depende de la planta y puede variar desde lesiones, picaduras, hoyuelos o áreas necróticas, hasta la deformación o la deshidratación.

“Sus principales hospedantes son cítricos, pomáceas, frutales de carozo, leguminosas, maíz, caqui y árboles forestales y arbustos”, detalla Verónica. Si buscabas un ejemplo de plaga altamente polífaga, ya lo encontraste. Entonces, por el impacto que puede provocar en la producción agrícola, es muy importante trabajar para que en la Argentina la chinche apestosa mantenga el estatus de plaga cuarentenaria ausente (prometemos que en un próximo número vamos a explicarte bien en qué consiste esto). Para conseguirlo, las actividades de inspección en los distintos puntos de ingreso del Centro Regional Metropolitano se complementan con una red de vigilancia específica para chinche apestosa que está desplegada en sitios estratégicos, para así poder detectarla de manera precoz y asegurarnos de que siga estando ausente en todo el territorio nacional.

Como ves, un insecto muy chiquito puede provocar un revuelo enorme. Por eso, con estas notas queremos mostrarte la importancia del rol del Senasa para proteger la sanidad, calidad e inocuidad de los agroalimentos argentinos. Es una tarea que se hace las 24 horas los 365 días del año y suele pasar inadvertida hasta que, un día cualquiera y de manera inesperada, llega una sorpresa inolvidable:

Senasealo: — ¿Sos consciente de que tu hallazgo mantuvo a salvo el estatus fitosanitario de la Argentina? ¿Qué sentiste?
Verónica: — Un orgullo tremendo, tanto como técnica como agente del Senasa. Cuando ves que tu aporte, tu granito de arena rinde frutos, no hay palabras para describir tanta satisfacción.


DATO CURIOSO

¿Tienen algo que ver estos insectos con las chinches que usamos para fijar los papeles en las carteleras, o con la expresión estar chinchudo/a? La verdad, ni idea. Sólo podemos decirte que, en su última edición del Diccionario del habla, la Academia Argentina de Letras determinó que “chinchudo” entró en la lista de términos desusados, del mismo modo que gomina, vaquero, moviola o filito.
Al igual que otras chinches, la apestosa tiene forma de escudo y mide casi el mismo ancho que largo. Entre sus características distintivas se destacan unas bandas claras en las antenas y otras más oscuras en las membranas sobre la parte trasera del par de alas frontales, de ahí que también se la conozca como marmórea o marmolada.


Senasa: la esquila de ovejas

Lana: un ovillo con varias puntas (parte 2)

En la edición #7 de Senasealo habíamos abordado el mundo de la esquila de ovejas y el rol de nuestro Organismo para asegurar su sanidad y bienestar. Como nos encantó el tema, decidimos presentarte una segunda parte con información que quedó afuera de la nota original.

Bache invernal
“Por cuestiones de clima, en provincias como Chubut la esquila tiene lugar una vez al año y varía según la zona”, nos explica Ramón Barrios, supervisor de Sanidad Animal en esa jurisdicción del Centro Regional Patagonia Sur del Senasa. Según cuenta Ramón, “se inicia a mediados de julio en la parte más oriental, es decir, cerca de la costa, y se va desplazando en dirección oeste conforme avanza el año, a medida que las temperaturas van dejando de ser tan rigurosas. El período finaliza hacia diciembre en establecimientos cercanos a la Cordillera”.

Lo que se busca es gambetear el llamado bache invernal -la época del año en que escasean las pasturas naturales- y que a las ovejas recién esquiladas no les falte alimento para hacer frente a la “falta de ropa”. Pero el calendario de esquila también se estipula en coincidencia con las fechas de parición de las ovejas preñadas. ¿Y eso qué tiene que ver? Ahí vamos. Es que existen dos tipos de esquila: la tradicional y la preparto.

Prioridad embarazadas
En la esquila tradicional se fija una fecha y se corta la lana de toda la hacienda. Eso incluye hembras preñadas, secas (sin cría), capones (machos adultos castrados), carneros (machos adultos sin castrar) y borregos (ejemplares jóvenes que pueden estar o no castrados).

En cambio, en la preparto se prioriza el corte a las ovejas preñadas que se encuentran a unas dos semanas de dar a luz. Todas las demás se dejan para después. Los productores que prefieren esta modalidad destacan que, principalmente, promueve una mejor relación entre las madres y sus crías porque disminuyen los niveles de aguachamiento. Veamos qué significa esa palabra en el sector ovino (spoiler: es muy triste). “Cuando se esquila a hembras recién paridas, es muy frecuente que sus corderitos se desorienten y queden dando vueltas solos, perdidos por quedar lejos de sus madres. En esas situaciones, sobre todo en majadas grandes, los pequeños que no logran reencontrarse con sus madres terminan muriendo de inanición o de frío”, afirma Ramón. Horrible todo.

Esos locos bajitos
En la esquila preparto, la mamá nunca pierde contacto con su corderito porque ya aportó su lana antes de traerlo al mundo. Pero hay más ventajas. Por ejemplo, una oveja recién esquilada se encuentra menos protegida contra el frío y naturalmente buscará lugares a mayor reparo para permanecer y dar a luz. Eso suele aparejar mejores condiciones para el nacimiento.

Además, las madres esquiladas presentan mayor demanda de alimento o forraje, lo que provoca una mayor producción de leche. Y otra buenísima relacionada con eso: sin lana que moleste, los corderitos se pueden prender mejor de la teta. ¡Pero qué golazo! La única contra del corte preparto es que, sólo en el primer año, el rinde (lo que se obtiene de lana) de ese animal será levemente inferior porque -como es lógico- las mechas son unos centímetros más cortas.

Yapa
Van unos datos de color para que te luzcas en la sobremesa del próximo asado: el crecimiento de la lana es de aproximadamente un centímetro por mes y el rinde promedio es de 5 kg por animal. ¿Y es correcto decir que la lana es el pelo de las ovejas? No. “Lana y pelo no son lo mismo. Tienen una diferencia estructural básica: el pelo es medulado, o sea que tiene un canal central. La lana, en cambio, no lo tiene y por eso es mucho más fina. El pelo presenta un grosor promedio de 90 micrones, mientras que la lana sólo 20. A mayor finura, mayor calidad”, nos ilustra Ramón. ¿Será por eso que en algunos países le dicen lana al dinero?


ENCUESTA

Cerramos la encuesta sobre ¿cuál es tu flor favorita?. ¡Recibimos muchas respuestas! Como te contamos, en el equipo de Senasealo tenemos este top 3: fresias, jazmines y rosas y entre los suscriptores de Senasealo ganaron los jazmines (match). Por si querés saber más, en la edición #12 hablamos de ellos.

Muchos nos contaron que les gusta también las margaritas. Julián Jezierski, técnico de la Dirección de Protección Vegetal del Senasa, nos compartió algunos tips para cuidarlas y que todos los veranos llenen de color el jardín o balcón. En exclusiva, aqui van:

  • Les gusta mucho, mucho el sol. Esto evitará enfermedades que pueden afectarlas, como algunos hongos.

  • Algunas se pueden dividir para hacer más cantidad de plantas año tras año.

  • No requieren de suelos tan ricos, se adaptan a una gran variedad. Eso sí, hay que tener en cuenta que los suelos no sean arcillosos, porque perjudican a la mayoría de las plantas.

  • Cuando la flor terminó es bueno despuntarla, cortarla. Esto permitirá que sigan saliendo más flores si esa es la intención. Quizás quieras semillas para la próxima temporada y, en ese caso, es mejor dejarlas.


Con esto nos despedimos hasta la próxima edición. Si tenés alguna sugerencia o comentario, podés escribirnos al correo!
¿Te lo reenviaron? Suscribite acá y recibí Senasealo [el buscador de curiosidades del Senasa] todas las quincenas en tu correo (de paso mirás las ediciones pasadas).
¡Te deseamos un buen fin de semana! Seguro sabés que hay fotógrafos dedicados a la vida silvestre y esto les pasa cuando son interrumpidos por animales ;)
Hasta la próxima edición ❤️

Equipo de Senasealo


Correo electrónico: [email protected]

Scroll hacia arriba