Símbolos provinciales santacruceños


Bandera de Santa Cruz

Nuestra enseña es el resultado de un concurso que contó con la participación de la población y en el que resultó premiado el diseño de Santiago Sebastián Arenillas.

Fue oficializada por Ley Provincial 2566. Poco después, mediante Ley 2595 quedó establecido el 23 de noviembre de cada año como el Día de la Bandera Oficial de la Provincia de Santa Cruz.



Lo que su diseño intenta reflejar son las características salientes de nuestra tierra, de nuestra geografía, porque en gran medida es el paisaje que nos rodea lo que nos define como santacruceños, lo que nos llama a sentirnos como una parte importante, aunque no siempre recordada de la República Argentina. A su vez, intenta mantener una relación de semejanza con el Escudo Provincial y con el pabellón nacional, en menor medida, apelando así a un reconocimiento más efectivo y una integración entre estos símbolos.

El celeste representa el mismo cielo bajo el cual Belgrano creó nuestra bandera nacional; el sol es tanto reflejo del sol patrio como símbolo de divinidad que fue y es para las razas autóctonas. Además es un sol naciente, referente del amanecer, de la juventud de esta Provincia.

Contiene en un semicírculo interior la noche, la Cruz del Sur y el cerro Chaltén, emblemas estos últimos de los Aónikenk, antigua raza que habitara estas tierras sureñas.

El mar que baña las costas provinciales de Norte a Sur, que recorre y da vida al Este de nuestro territorio, está representado en la parte inferior de la bandera en color azul y blanco.

La unión de estos elementos busca destacar el nexo entre el pasado y el presente, la historia que aún estamos escribiendo; las dimensiones de nuestra geografía, los límites casi interminables de nuestro cielo, nuestro mar, nuestra tierra; los amaneceres, los anocheceres, porque todo parece estar lejos menos la naturaleza misma, menos la inmensidad que nos rodea y permanece ahí, al alcance de la mano, dentro del corazón y los ojos de todos los que somos testigos de estas latitudes.

Escudo de Santa Cruz

Está íntimamente relacionado con la geografía y las raíces indígenas de nuestra tierra, pero al mismo tiempo, muestra nuestra integración en la Nación. Fue oficializado mediante Ley Nº 97 sancionada el 25 de septiembre de 1959.




Es de forma oval y está rodeado por dos ramas de laurel, unidas en su inferior por una cinta patria. En su interior, se encuentra dividido en dos partes: la superior exhibe un fondo de color azul-celeste y muestra un cordón montañoso con cumbres nevadas que culmina en el cerro Fitz Roy (Chaltén).

Arriba, a la derecha, se ve la constelación de la Cruz del Sur formada por cuatro estrellas blancas de seis puntas.

En su parte inferior de color blanco, un sol pleno, símbolo de libertad, se encuentra rodeado por una cinta morada con el nombre de la provincia escrito en letras doradas.