Prevención de accidentes

En la playa, en la pileta y en la ruta, tomá las medidas necesarias para evitar accidentes.


En la playa, en la pileta y en la ruta, tomá las medidas necesarias para evitar accidentes.

En general y para cualquier excursión, avisá sobre lo que planeás hacer. Si vamos a caminar por zonas alejadas, o salir en bote a pescar, comentemos con alguien nuestro rumbo, la cantidad de personas y el horario de regreso previsto. Puede ser vital para enviar ayuda a tiempo si llegan en caso de necesitarla.

Llevá de la mano a los más chicos al cruzar las calles y en medio de aglomeraciones.

Para evitar lesiones no intencionales, que pueden resultar muy graves, en la ruta, en el agua y en la playa, es necesario tomar precauciones.

Para evitar accidentes viales:

  • Usá cinturón de seguridad y, si manejás, nunca tomes alcohol.
  • Los chicos siempre tienen que viajar atrás y en utilizá siempre un sistema de retención infantil (comúnmente llamado sillita), acorde al vehículo y la edad del niño.
  • Usá casco para andar en bici, moto, cuatriciclo, etc.
  • No circules por la playa en vehículos motorizados.
  • No permitas que los chicos conduzcan vehículos motorizados en ningún lugar ni circunstancia (aunque no haya otras personas, es muy peligroso para ellos mismos).
  • Evitá caminar por la banquina de la ruta. Si fuera imprescindible hacerlo, usá ropa refractaria o fluorescente para ser bien visible, caminando lo más lejos posible de la banda asfáltica y en sentido contrario al tránsito del carril más cercano

Para evitar accidentes en el agua:

  • Asegurate de que siempre haya un adulto que sepa nadar controlando a los niños.
  • Evitá que los chicos jueguen o se sumerjan en aguas no autorizadas o desconocidas.
  • Enseñales a los chicos a nadar y a respetar las señales de peligro.
  • Recordá que los más chicos pueden ahogarse en poca agua y en pocos minutos.

Para evitar quemaduras de sol:

  • Usá siempre protector solar, renovándolo con frecuencia según indicaciones del envase. (Ver Cuidados del sol)

Para prevenir infecciones que se transmiten por el agua:

  • Toda pileta para natación o recreo necesita cloro (también la de lona) para que no transmita enfermedades. Se agrega siempre a la noche (cuando ya no se usa), en cantidad adecuada. Asesorate (porque el exceso de cloro también es peligroso).
  • Evitá tragar agua.
  • Nunca te bañes en agua estancada.
  • Siempre lavate las manos con agua segura y jabón después de ir al baño.
  • Para evitar infecciones en los oídos, secátelos bien después del baño. Podés usar una toalla de manera suave y te aconsejamos inclinar la cabeza hacia los lados para que los oídos queden en posición que permita que el agua salga.

Si estás en la playa y se desata una tormenta eléctrica:

  • Salí del agua.
  • Ponete ropa y calzado secos.
  • Andate de la playa.
  • No te refugies bajo un árbol, un paraguas o una sombrilla.
  • Alejate de los objetos metálicos.