Anticoncepción hormonal de emergencia (AHE)


Es un método anticonceptivo que se utiliza después de una relación sexual sin protección: si no usaste otro método anticonceptivo o falló el que estabas usando.

También se usa en caso de una violación sexual.

Es de emergencia porque es la última opción para prevenir un embarazo. Es menos efectiva que los métodos de uso habitual y sólo protege en esa relación sexual.

Es más cuanto antes la tomes, especialmente dentro de las primeras 12 horas. Podés tomarla hasta cinco días después, pero disminuye la efectividad.

La anticoncepción de emergencia retrasa la ovulación y espesa el moco cervical uterino, así evita que se junten el óvulo y el espermatozoide. Si el ovulo y el espermatozoide ya se unieron las pastillas no tienen efecto y el embarazo continúa, sin ningún daño para el embrión. No son abortivas.

Viene en dos presentaciones: de una o dos pastillas.
Las podés retirar sola, solo o en pareja en hospitales públicos o centros de salud. No tiene contraindicaciones y tenés derecho a recibirla todas las veces que la solicites.

No protege del VIH/Sida ni de otras infecciones de transmisión sexual.

Anticoncepción hormonal de emergencia

Los anticonceptivos son gratuitos. Así lo establece la ley nacional 25.673.

Pedilos en centros de salud y hospitales. También se entregan gratis a través de obras sociales y prepagas.

El mejor método anticonceptivo es el que vos elegís. Tener información es tu derecho. Línea Salud Sexual 0 800 222 3444

saludsexual@msal.gob.ar