¿Se puede prevenir el nacimiento prematuro?


Por lo general, un bebé nace después de 37 semanas de gestación. Si nace antes, se dice que es prematuro.

Eso significa que muchos de sus órganos y sistemas no están totalmente maduros. Por eso debe quedarse un tiempo en el Servicio de Neonatología.

Algunos partos prematuros se presentan en forma espontánea y otros ocurren por decisión médica, debido a los riesgos del bebé o de la mamá.

Otras veces la prematurez se puede predecir. Por ejemplo: si una mujer ya tuvo un niño prematuro, tiene tres veces más probabilidades de tener otro en las mismas condiciones.

Si el médico o la obstétrica consideran que el nacimiento se producirá antes de tiempo, derivarán a la mujer a una maternidad capaz de ofrecer los cuidados complejos que todo prematuro necesita.

Tené en cuenta que, si te derivan a una maternidad que no queda cerca de tu casa, eso se hace porque vos o tu bebé necesitan el tipo de atención que se brinda allí.

La mejor derivación para un bebé prematuro, la más segura, es siempre la que se hace antes de nacer, cuando todavía está dentro de la panza de su mamá.

Una forma de prevenir la prematurez es evitar algunas prácticas que la favorecen (como, por ejemplo, dejar de fumar, de consumir drogas o alcohol, entre otras).