Un encuentro de co-creación que busca aportar soluciones a la comunidad

El equipo de Fábrica, Diseño e Innovación compartió su metodología de diseño con los alumnos y docentes de la Escuela Técnica N°2 de la localidad bonaerense de 9 de Julio.


Con el objetivo de diseñar propuestas y redes de apoyo que den solución a las necesidades de los niños con Condición del Espectro Autista (CEA), el equipo de Fábrica, Diseño e Innovación compartió cuatro jornadas de trabajo con los alumnos y docentes de la Escuela de Educación Secundaria Técnica N°2 “Mercedes Vázquez de Labbe”, familias y centros de estimulación temprana de la localidad de 9 de Julio, en la provincia de Buenos Aires.

La iniciativa comenzó con la propuesta de Lucía, una alumna de tercer año, que planteó la necesidad de desarrollar un proyecto en su escuela para generar material didáctico y recursos de concientización del CEA y prototipos de mobiliarios para que los lugares públicos promuevan una mayor integración de los chicos con la Condición del Espectro Autista.

La idea de Lucía, cuyo hermano menor se encuentra dentro del espectro, generó una gran empatía entre sus compañeros y docentes y llegó hasta los directivos de la escuela, quienes comenzaron un trabajo de articulación con diferentes entidades municipales y con Fábrica.

Durante el desarrollo de la actividad, se plantearon encuentros de co-creación, a partir de la metodología de diseño centrado en las personas, donde se atravesaron cada una de las etapas que propone el método: relevamiento en territorio, interpretación de los datos obtenidos de la investigación, generación de propuestas y prototipado de las ideas.

En el transcurso de las cuatro jornadas los alumnos y docentes experimentaron el potencial del trabajo colaborativo para la resolución de problemas y la detección de oportunidades de mejora dentro de su comunidad. Las propuestas de diseño que se desarrollaron fueron consensuadas y aprobadas grupalmente siendo factibles para resolver con la tecnología y recursos disponibles en la escuela, siendo viables de implementar en la comunidad.

Todas las propuestas partieron de la necesidad de generar entornos escolares previsibles para los niños con CEA, y de la necesidad de tener un entorno capacitado que pueda contenerlos más allá de su grupo de apoyo. Entre las propuestas generadas por alumnos y maestros se pueden destacar: el aprovechamiento de eventos masivos de la comunidad para la difusión y concientización de la temática, juegos inclusivos en los que los pictogramas sean el recurso para que puedan jugar todos, señalética para hacer previsible el entorno escolar, y talleres para maestros y alumnos de cursos en donde haya niños con CEA integrados.

Surgieron también nuevos proyectos para trabajar con la comunidad, a raíz de la apropiación de la nueva metodología proyectual aplicada, que podrán poner en práctica a través del aprendizaje basado en proyectos.

Los encuentros de co-creación con escuelas técnicas pueden programarse durante todo el año, y se pueden solicitar a través del INET o de Fábrica, Diseño e Innovación.