Seaborn Networks anunció una inversión en fibra óptica submarina

A partir de este nuevo desarrollo, la Argentina tendrá conectividad directa a Nueva York a partir de Las Toninas y San Pablo.


El ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, recibió hoy a Larry Schwartz, presidente y CEO de Seaborn Networks/Seabras Group, y a Darío Werthein, del Grupo Werthein, quienes anunciaron una inversión en un cable de fibra óptica submarina.

Esta infraestructura aumentará la capacidad de conectividad del país.

“Estamos en el camino de la transformación económica del país. Este proyecto es el resultado de las nuevas reglas de juego que lidera el presidente Macri. Argentina hoy brinda previsibilidad, seguridad jurídica y claridad de condiciones necesarias para la inversión. Precisamos inversiones que aumenten y mejoren la infraestructura de nuestro país”, sostuvo Aguad.

“Argentina necesita una modernización global de la infraestructura en comunicaciones para que sus industrias, la educación, el agro y las institucionales se desarrollen. Esta nueva inversión es un paso más hacia esa modernización” afirmó el ministro de Comunicaciones.

El nuevo sistema de cable submarino ARBR será desarrollado mediante un acuerdo entre Seabras Group y el Grupo Werthein, grupo de inversión argentino.

A partir de este nuevo desarrollo, la Argentina tendrá conectividad directa a Nueva York a partir de Las Toninas y San Pablo.

La inversión total de infraestructura submarina alcanza los 575 millones de dólares para su realización, y se estima que el Seabras-1 esté listo en** junio de 2017** y el ARBR en la segunda mitad de 2018.

El CEO de Seaborn Networks y Seabras Group afirmó que “estamos muy contentos de anunciar nuestro acuerdo con el Grupo Werthein para construir y operar el sistema ARBR”.

“Este proyecto responde a la necesidad del mercado argentino de tener una capacidad internacional mucho mayor en un sistema de próxima generación, al mismo tiempo que ofrece el primer modelo de operador independiente del país para una ruta crítica de cable submarino” aseguró Schwartz.

Por su parte, la Secretaria de Promoción de Inversiones, Clarisa Estol, explicó que “desde el sector público, nuestro rol es crear las condiciones necesarias para que esa inversión privada se lleve a cabo de la forma mas eficiente posible y brinde mejores y más servicios a nuestra población".

"El proyecto de Seaborn y el Grupo Werthein se inscribe en nuestra política de conexión con el mundo, de desarrollo de últimas tecnologías y de aumento de la competencia. Este proyecto, que reconoce la necesidad que tiene la Argentina de desarrollar su infraestructura digital, nos permitirá ampliar todos los servicios relacionados con la conectividad internacional, los servicios en la nube, servicios IP, etc”, agregó Estol.

Andrés Tahta, vicepresidente ejecutivo de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional, se manifestó entusiasmado con la concreción del acuerdo.

“La creación del nuevo sistema submarino de cable de fibra óptica no sólo comprende una evolución de nuestra conectividad con el mundo, sino que además resulta clave para impulsar la promoción del proyecto de Data Centers en la Argentina”.

“Nuestro país representa una combinación única de factores -sobre todo al sur de la provincia de Buenos Aires- que favorecen el desarrollo de un verdadero Centro Regional Masivo de Data Centers. Hay muy pocos en la región, y la necesidad de sumar capacidad entre los principales centros de almacenamiento de datos crece a pasos agigantados”, sostuvo Tahta.

“Dado que han pasado dieciséis años desde que se construyó el último cable submarino a Brasil, combinado con el hecho de que esta es la principal ruta para comunicaciones de datos y voz entre Argentina y el resto del mundo, esta nueva ruta independiente es una deuda pendiente”, apuntó Darío Werthein, del Grupo Werthein.

El sistema ARBR estará compuesto por cuatro pares de fibras, una extensión total de 2000 kilómetros de distancia y una capacidad máxima de diseño inicial de 48 Tbps.

Más del 98% de las comunicaciones globales para Argentina y para otras rutas internacionales se realizan a través de cables de fibra óptica submarina. Los cables submarinos ofrecen una mayor calidad de servicio, costos unitarios menores y más vida útil.