Se evitó que 950 kg de frutas y verduras sin aval de origen llegaran al consumidor

El Decomisó fue en San Nicolás. La mercadería fue destruida al detectarse que era transportada sin la documentación sanitaria y rotulado correspondientes.


CHIVILCOY (Buenos Aires) – Casi una tonelada de frutas y verduras fueron decomisadas y destruidas por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) al detectar que eran transportadas de manera irregular y sin la documentación que avalara su origen por lo que no suponía un riesgo para el consumidor.

La carga - 450 kilogramos de banana y 500 kilogramos de ajíes trasladados en la bodega de un colectivo de pasajeros - fue detectada ayer, en un nuevo control a transportes en rutas bonaerenses, realizado en conjunto por el escuadrón vial de Gendarmería Nacional de San Nicolás y agentes especializados del Centro Regional Buenos Aires Norte del Senasa.

El ómnibus fue detenido sobre la Ruta Nacional 9 (a la altura del kilómetro 225, mano sentido Rosario – Ciudad Autónoma de Buenos Aires), y se constató que la mercadería no cumplía con las condiciones mínimas e indispensables para su traslado, además de carecer de su Documento de Transito Vegetal electrónico (DTV-e) y del rotulo de identificación sanitario exigido por norma.

Además, las bananas y los ajíes eran transportados en embalajes no aptos y de estado sanitario desconocido, motivos por los cuales se dispuso su incineración total, con el fin de evitar la dispersión de posibles plagas, preservar los estatus fitosanitarios del país y proteger la salud de los consumidores.