Se controló un foco de triquinosis en un predio de la localidad bonaerense de Colón

Al confirmarse un caso positivo de la enfermedad en humanos, el Senasa realizó una investigación y llegó al criadero de origen.


Chivilcoy, (Buenos Aires) - El pasado mes de agosto, en la localidad bonaerense de Colón, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), interdictó un criadero de cerdos, por arrojar resultado positivo de triquinosis en uno de sus animales.

Con la confirmación del resultado positivo en una persona y habiendo realizado el seguimiento epidemiológico y el protocolo de actuación sanitario correspondiente, Carlos Sotera, veterinario del Senasa en Rojas, jurisdicción del Centro Regional Buenos Aires Norte, se dirigió hacia el “establecimiento origen” del cual provino el cerdo positivo a triquinosis para realizar su interdicción y los procedimientos sanitarios según lo indica la normativa sanitaria vigente.

Sotera explicó que “llegamos a detectar el foco de triquinosis, al confirmarse el positivo de la enfermedad en una persona, por lo que rastreamos el criadero del cual provino la carne parasitada, para luego realizar su interdicción, e identificación de los animales convivientes con el cerdo positivo. Una vez realizado el caravaneo se enviaron los cerdos a faena controlada a un frigorífico de la zona".

"Es muy importante resaltar que la detección de la triquinosis solo se logra analizando al animal muerto, el cerdo vivo no presenta síntomas”, expresó Sotera.

La triquinosis es una enfermedad zoonótica (se transmite del animal al humano). Las personas se enferman al consumir carne de cerdo mal cocida o sus sub-productos elaborados como chorizos, salames, bondiolas, que estén infectados con las larvas de Trichinella.

Para evitar estas situaciones de potencial riesgo para la salud, todo tenedor o productor porcino (tenga un criadero para consumo personal o realice una producción a escala), debe acercarse a la oficina del Senasa, para asesorarse sobre cada uno de los pasos sanitarios que debe cumplir tanto en la crianza del cerdo como al momento de realizar su faena.

El Senasa realiza estas tareas de prevención y control higiénico-sanitario, en cada uno de los municipios de la provincia de Buenos Aires, acompañado de las áreas de Bromatología o Zoonosis municipal, con el objetivo primordial de cuidar la salud de los consumidores, evitando que los productos alimenticios elaborados con carne en mal estado, lleguen a la mesa de los argentinos.

Todo criador de cerdo, productor, elaborador de productos porcinos, comerciante y consumidor, para mayor información o asesoramiento puede comunicarse con la sede del Centro Regional Buenos Aires Norte, en la localidad de Chivilcoy, a los teléfonos (02346) 436271/72/73, o dirigirse a la oficina del Senasa más próxima a su criadero.