Saludamos a la comunidad musulmana en el mes de Ramadán

Esta celebración es uno de los cinco pilares del Islam y está repleta de bendiciones, perdón y misericordia Divina.


Para las personas que profesan el Islam, Ramadán es el mes de la Misericordia y el mes de Dios, que comienza con la revelación del sagrado Corán al profeta Muhammad a través del Arcángel Gabriel.

La tradición indica que la comunidad musulmana que goce de buena salud debe realizar un ayuno (sin consumir alimentos ni agua) en las horas de sol como parte de la purificación del alma y el cuerpo, acompañado de actos cotidianos como evitar la mentira, no decir malas palabras y ser compasivos con el prójimo en general, además de brindar ayuda social a quien lo necesite.

Los/as musulmanes/as pasan las noches orando y recitando el Sagrado Corán, en especial los últimos 10 días de Ramadán conocido como “LailatUlQadir”, en castellano “La Noche de Decreto/Destino”, ya que se interpreta que fue durante esas noches que descendió la revelación coránica, representando una guía para la humanidad según la creencia religiosa del Islam.

Al finalizar el mes bendito de Ramadán, los/as musulmanes/as tienen derecho a tomarse licencia el primer día de la festividad por haber culminado el ayuno, siendo una jornada religiosa dedicada al disfrute y a concurrir a la mezquita.

Desde el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) manifestamos nuestro compromiso para seguir trabajando en la promoción de la diversidad religiosa en nuestro país, apelando a una cultura de la convivencia que fortalezca la pluralidad y la democracia.